Select year:
t

17/06/2016

La Voz de Galicia [Es]: «Cada canción ha servido para curar un trauma» [Interview]

Share |


Linda Guilala: «Cada canción ha servido para curar un trauma»

 

Los vigueses Linda Guilala acaban de editar «Psiconáutica», un álbum en el que profundizan en la veta del ruido-pop hallada en «Xeristar». Veinte canciones en cuarenta minutos en los que la música purga miedos, fobias y ansiedades. Hoy lo llevan al directo

17 de junio de 2016. Actualizado a las 05:00 h.

 

Como si estuviesen en Gran Bretaña en 1991. Linda Guilala han viajado al pasado para enriquecerse de aquel sonido que cultivaron My Bloody Valentine, Slowdive o Chapterhouse. Es decir, nubes de ruido por las que fluye pop hipnótico y psicodelia al ralentí. Iván que, junto a Eva, forma el núcleo duro del grupo contesta.

 

-Hablan de angustia, de miedo, de pequeñas subidas y grandes caídas en medio de una purga de ruido. ¿Podemos usar aquí la frase hecha de la música como terapia?

-Totalmente. Este es el disco más egoísta y personal del grupo. Es muy explícito. No me corto en hablar de nada. A nivel musical, nos ha servido para decir todo lo que queríamos decir con el ruido. En el plano personal, ha servido para cerrar muchos malos rollos, traumas y problemas no resueltos. Todo eso que está en el disco ha estado en el grupo, pero ahora no está.

-El mal rollo prima. Se está hablando de dolor metal.

-Exceptuando Cosas nuevas, que tiene algo de optimismo diciendo eso de «No es todo mal lo que habita dentro de mi» , el resto es fruto de todos esos traumas, trastornos de ansiedad y depresiones que llevaba arrastrando desde hacía mucho tiempo y que, durante estos años de creación del disco, fui tratando. Cada canción sirvió para curar un trauma. En la cara a está Fobia social 1 y en la b Fobia social 2. Porque he tenido ese problema. La verdad es que sí, el disco es muy malrollero [risas].

-¿Qué ha sentido al editarlo?

-Este disco me ha servido para decir: «¡Por fin! De una puñetera vez he hablado de esto de una manera abierta y ya se acabó». Ahora tocará hablar de la vida y lo bonito que es disfrutar de ella [risas]. No es que vayamos a hacer bossanova ahora, pero sí que nuestro disco será diferente.

-¿Cómo llega Linda Guilala al sonido shoegazer y noise-pop?

-De un modo natural. Yo lo viví de adolescente con cierto recelo. A mí lo que me gustaba era el punk-rock. Pasado mucho tiempo, recuperé algunas de esas cosas. Pero no es algo voluntario, sino que ha ido surgido en el local de ensayo mientras trabajábamos. Nunca hemos dicho: «Venga, vamos a hacer una canción a lo Wedding Present».

-Es curioso que se publique en Elefant, la discográfica que introdujo ese sonido en España en los noventa.

-El otro día hablaba con Luis [Calvo, el director del sello] de que en una reseña de fuera de España decían: «Ahora Elefant trabaja con grupos shoegazers». Y claro, miras atrás, Silvania, Phamton Dog... hay muchos más.

 

VIGO. Fábrica de Chocolate. Viernes 17. 22.00 horas. Entradas: 6 euros


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept