Elige un año:
t

17/06/2016

La Voz de Galicia [Es]: «Cada canción ha servido para curar un trauma» [Entrevista]

Share |


Linda Guilala: «Cada canción ha servido para curar un trauma»

 

Los vigueses Linda Guilala acaban de editar «Psiconáutica», un álbum en el que profundizan en la veta del ruido-pop hallada en «Xeristar». Veinte canciones en cuarenta minutos en los que la música purga miedos, fobias y ansiedades. Hoy lo llevan al directo

17 de junio de 2016. Actualizado a las 05:00 h.

 

Como si estuviesen en Gran Bretaña en 1991. Linda Guilala han viajado al pasado para enriquecerse de aquel sonido que cultivaron My Bloody Valentine, Slowdive o Chapterhouse. Es decir, nubes de ruido por las que fluye pop hipnótico y psicodelia al ralentí. Iván que, junto a Eva, forma el núcleo duro del grupo contesta.

 

-Hablan de angustia, de miedo, de pequeñas subidas y grandes caídas en medio de una purga de ruido. ¿Podemos usar aquí la frase hecha de la música como terapia?

-Totalmente. Este es el disco más egoísta y personal del grupo. Es muy explícito. No me corto en hablar de nada. A nivel musical, nos ha servido para decir todo lo que queríamos decir con el ruido. En el plano personal, ha servido para cerrar muchos malos rollos, traumas y problemas no resueltos. Todo eso que está en el disco ha estado en el grupo, pero ahora no está.

-El mal rollo prima. Se está hablando de dolor metal.

-Exceptuando Cosas nuevas, que tiene algo de optimismo diciendo eso de «No es todo mal lo que habita dentro de mi» , el resto es fruto de todos esos traumas, trastornos de ansiedad y depresiones que llevaba arrastrando desde hacía mucho tiempo y que, durante estos años de creación del disco, fui tratando. Cada canción sirvió para curar un trauma. En la cara a está Fobia social 1 y en la b Fobia social 2. Porque he tenido ese problema. La verdad es que sí, el disco es muy malrollero [risas].

-¿Qué ha sentido al editarlo?

-Este disco me ha servido para decir: «¡Por fin! De una puñetera vez he hablado de esto de una manera abierta y ya se acabó». Ahora tocará hablar de la vida y lo bonito que es disfrutar de ella [risas]. No es que vayamos a hacer bossanova ahora, pero sí que nuestro disco será diferente.

-¿Cómo llega Linda Guilala al sonido shoegazer y noise-pop?

-De un modo natural. Yo lo viví de adolescente con cierto recelo. A mí lo que me gustaba era el punk-rock. Pasado mucho tiempo, recuperé algunas de esas cosas. Pero no es algo voluntario, sino que ha ido surgido en el local de ensayo mientras trabajábamos. Nunca hemos dicho: «Venga, vamos a hacer una canción a lo Wedding Present».

-Es curioso que se publique en Elefant, la discográfica que introdujo ese sonido en España en los noventa.

-El otro día hablaba con Luis [Calvo, el director del sello] de que en una reseña de fuera de España decían: «Ahora Elefant trabaja con grupos shoegazers». Y claro, miras atrás, Silvania, Phamton Dog... hay muchos más.

 

VIGO. Fábrica de Chocolate. Viernes 17. 22.00 horas. Entradas: 6 euros


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar