Select year:
t

04/02/2019

Dod Magazine [Es]: Entrevista a… La Bien Querida

Share |


Redacción: Ozantoño Torres

Según las crónicas de principios del siglo XX, a todas las jóvenes españolas antes de pasar por al altar les regalaban La Perfecta Casada; libro del humanista Fray Luis de León. En dicha obra, se leen barbaridades del tipo “Cortamiento de piernas y decaimiento de manos en la mujer que no da placer a su marido”.

Federico García Lorca, como buen observador que era reinterpretó, a su manera, lo allí expuesto. Y a nadie se le escapa la contraposición; LA CASADA INFIEL vs LA PERFECTA CASADA dando el poeta una visión completamente opuesta en su poema; una mujer, infiel y gitana que era ella la que elegía el cómo, el cuándo y por qué como Lo Malo.

El mensaje de dicho poema ocasionó un fuerte impacto en la época. ¿Y qué tiene esto que ver con la entrevista a La Bien querida? Voy al tajo. El nombre del grupo podría ser la contraposición de La malquerida de Benavente. Esta obra dramática trata sobre las desventuras y tragedias de mujeres dominadas por un hombre con escasa altura moral. Y Ana y David todo lo contrario; Ana es alguien jovial, alegre, con una voz que llega a los retruécanos del alma. David, su pareja y acompañante, tiene de todo menos escasa altura moral. Hace unos días, un bienqueridier de los pies a la cabeza como yo, habló con Ana Fernández –Villaverde, aka La Bien Querida.

 

Entrevista a… La Bien Querida

 

Tu padre era el batería Txabi Fernández-Villaverde, uno de los pioneros del rock bilbaíno ¿Qué recuerdos te vienen a la cabeza de cuándo peque? ¿Ibas a sus conciertos y eso?

 

Pues en las ocasiones que me tocaba estar con él recuerdo que sí, iba a cositas de las que hacía y le escuchaba y tal, pero tampoco creas que tengo tantos recuerdos de aquella época. Mi pasión por la música vino después. Puede que inducida por aquellas vivencias, claro. Recuerdo que me gustaban las cosas de Nick Drake y yo le pedía que las tocase y me decía que eran muy difíciles. Ya me gustaban las cosas duritas.

 

Hago un inciso, Nick Drake, nacido en Birmania bajo el nombre Nicholas Rodney, fue un cantautor y músico que no tuvo mucho éxito en vida. Falleció en 1974 y, desde entonces,  su trabajo es muy apreciado en la actualidad por críticos y músicos como La Bien Querida. Está considerado uno de los más grandes artistas del siglo XX y editó tres discos;  Five Leaves Left (1969), Bryter Layter (1970) y Pink Moon (1972).

 

Sé que te gusta pintar, de hecho hiciste la portada de Grandes éxitos y fracasos (1 y 2) de Extremoduro. ¿Qué te inspira más ante un lienzo, la realidad o la ficción?

 

La naturaleza. Lo que más me inspira es la naturaleza. Creo que es una de las cosas más bellas que podemos encontrar. Trabajar en un cuadro claro que necesita un tiempo, un ambiente y, sobre todo, muchas horas. No es algo que se haga en un solo día. Pero también es cierto que hay que vivir intensamente. Todo creador, sea de la disciplina que sea; literatura, cine, teatro, música… debe vivir mucho pues en cualquier proceso creativo hace falta algo de rabia. La rabia es necesaria. Encerrado en tu casa es difícil encontrarla.

 

Inciso dos; así soy de intenso. Ana Fernández-Villaverde hizo las portadas de Ceremonia y del triplete Premeditación, Nocturnidad y Alevosía y son purita dinamita. En la primera se ve un ciervo con unas formas geométricas y la trilogía es un paisaje entre tenebroso y posmoderno.

 

Tu primera gira fue con Sr. Chinarro ¿Cómo fue la primera vez que te subiste a un escenario y dijiste: Ostia, me están mirando a mí?

 

En realidad con Sr. Chinarro solo fue una actuación. Pero cierto es que no tenía ni idea. Tampoco es que recuerde mucho de aquel día; nervios, miedo al despiste… Lo que sí tengo muy presente es cuando me subí por primera vez para presentar el “Romancero”. Fue en el Primavera Sound. Como el disco estaba gustando y tal, me llamaron. Y cuando subí y vi tanta gente quise salir corriendo, te lo aseguro. Soy tímida, no lo puedo evitar.

Mi mayor miedo era perder la concentración. Estaba todo ida y me daban hasta ganas de llorar. Los hermanos Reid de Jesus and Mary Chain se hicieron famosos en los 80 por dar la espalda al público. Y los entiendo. Claro que en ellos era rebeldía; en mí sería pura timidez.

 

Y “De momento abril”, o mejor dicho ROMANCERO. Este disco me cambió la vida. Yo pululaba por el lado popero básico y cundo escuche esa obra maestra viré totalmente al lado hípster de la vida. ¿Qué crees que tiene que engancha tanto?

 

Bueno en realidad mis primeras canciones fueron unas maquetas que subí a MySpace, un portal que ya ni se acordará la gente. Podéis encontrar las mismas en youtube. Y en referencia a lo que dices de porqué engancha tanto ese disco creo que es la inocencia que denotan esas primeras composiciones. Hice esa obra muy para probar. No pensé siquiera que iba a gustar. Es más, creo que todo en él es tan verdad, que eso se ve. Ahí estriba la magia del mismo. Si lo escuchas de cabo a rabo te das cuenta que puse tanto de mí en él que, tal vez, la gente captó eso.

 

Una chica a la que le recomendé hace poco que lo escuchara. Flipó que fuera de 2009. Y sí, hace ya 10 diez. Por cierto ¿vas a hacer algo para conmemorar la década de Romancero?

 

(Risas) Pues la verdad que no tengo pensado nada. Soy en eso muy desastre. No sé si cuando empiece nueva gira y tal le daré algún homenaje sobre el escenario. Pero lo que es ahora, en el momento que me has preguntado, pues no. Me lo has recordado tú.

 

¿Te molaría que se hiciera un musical o un espectáculo inspirado en Romancero?

 

Pues mira, no estaría mal. Es algo que no me importaría. Eso ya concierne al creador, a productores y demás. Por mí encantada, claro.

 

El otro día decías que no te importaría colaborar con Amaia Romero ¿Qué ves en ella?

 

No la seguí nada en el concurso. Veo poca tele. Pero luego que la he escuchado me parece una artista con una preciosa voz y un enorme talento. Además tiene toda una vida por delante. Posee esa seguridad de no dejarse guiar por la industria, y eso me gusta. Hace lo que la da la gana y encima con una voz bonita. ¿Qué más puede pedir? Y sí, me gustaría colaborar con ella, claro.

 

¿Y con cual otro artista te gustaría también hacer algo?

 

Con Robe Iniesta. Es una colaboración que tengo muchas ganas de materializar.

 

¿Cómo se presenta 2019? Que quede entre tú y yo y dod Magazine.

 

Estoy trabajando en el nuevo disco. El diseño sonoro lo está haciendo Carlos René y los arreglos Carlos René y David Rodriguez. Será editado por Elefant Records como de costumbre y saldrá en cuánto esté en perfecto estado de revista.

 

Tus vídeos con Juanma Carrillo son una pasada. Sólo hay que ver la trilogía de Premeditación, Nocturnidad y Alevosía o el último Dinamita para entender lo que estoy hablando.

 

Me gusta mucho trabajar con Juanma, es un gran profesional. Toda cosa que hace está analizada al mínimo detalle. Es una persona muy culta. Y además, como a los dos nos gustan las cosas oscuras, lo tétrico y demás, él sabe darle el toque perfecto a mis obras. Sí, trabajar con él es un lujo.

 

Marie Kondo dice que solo podemos tener 30 libros en casa ¿Qué hacemos con los ocho mil y pico que nos sobran?

 

Bueno, en mi casa seguro que se lo pasaría bien. Soy muy ordenada. Y si viene le podré enseñar mi colección de ceniceros de murano. No fumo, pero me gusta coleccionarlos. Todo ello con mucho orden. También me gustan las figuras de cristal, pero coleccionar solo colecciono los ceniceros. Eso sí, mi casa cierto es que tiene mucho orden.

 

Tercer y último inciso. Cierto es, la revista AD (Architectural Digest) publicó en la primavera del año pasado un reportaje sobre la casa de Ana Fernández-Villaverde y en el mismo pudimos ver un óleo minimalista modo bosque de Kentias en el salón, un pasillo en el que hay pintado jardín francés repleto de aves del paraíso. Así como la habitación de su hija que recuerda un poco los parques de almendros japoneses, con fondo rosa y mariposas, y luego la suya propia que preside un gran cuadro de montañas tropicales. Un delirio. Y muy limpio todo.

 

Por cierto, Elefant Records cumple 30 años ¿Lo celebrará Luis con tarta y confetis o hará algo más extraordinario?

 

Pues no tengo ni idea. Ya ves, me has hablado del décimo aniversario de Romancero y ni había caído en ello. Supongo que algo harán, pero ya te digo. No estoy muy puesta en esas cosas. Me entero siempre muy a última hora.

 

Gracias, Bienque, los que vamos a seguir disfrutando de tu música te saludamos.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept