Select year:
t

15/09/2010

South Pop Festival concert article

Share |


Festivales: South Pop Isla Cristina, jornada viernes

a veces uno se olvida de que el southpop isla cristina es un festival de música. el hotel a doscientos metros del recinto, el buffet del desayuno, la piscina, la playa, la barbacoa, el sol, el final del verano… a veces uno se olvida de la realidad, del trabajo, de las obligaciones, del día a día. a veces es mejor dejarse confundir durante un fin de semana a sentir que, simplemente, está uno viendo unos cuantos conciertos.

pero de lo que se trata ahora es precisamente de eso, de lo estrictamente musical, de las actuaciones de un southpop que se confirma en su tercera edición como el más cómodo de todo el país, que estuvo a mi gusto algo descompensado por días, con más peso el sábado que esta primera jornada, el viernes, que resumimos así:

con un cuarto de hora sobre las ocho, los encargados de abrir el cartel fueron rauelsson, uno en nómina pero cinco en el escenario, con su propuesta neofolkie, que a priori no estaba entre mis intereses pero que, gracias a una buena ejecución y la sencillez de raúl presentando las canciones de su disco la siembra, la espera y la cosecha, se me pasó en un santiamén.

tras ellos llegaba el que para mí era mi plato fuerte del día, el pop acaramelado de los italianos fitness forever, que empezaron a cien con su hit probabilmente e hicieron bailar a un público entre el que se encontraban tanto guille milkyway como la plana mayor de elefant, saltando, gritando y brincando con una actuación de lo más divertida. lo mejor del viernes para quienes no piensen en chicles al leer bubblegum ni en concha velasco con yeyé.

y lo peor vino mientras nito niko desplegaba su catálogo de clichés electropop deudores de bandas como astrud y ellos porque a medio concierto se fue la electricidad en el escenario y nos encontramos con un parón de casi dos horas que, al menos, sirvió para que pablo duckula tomara el protagonismo total de la noche a los platos.

posiblemente ese parón fue el que hizo que cogiera a dorian con más ganas de las que a priori les tenía. y, aunque hay ciertas cosas que dan vergüenza ajena en la banda (algunas letras, esa pose de estrellita en el escenario), lo cierto es que tienen un directo de lo más solvente y dos o tres hitazos (a cualquier otra parte y paraisos artificiales en la pole position) de padre y señor mío. eran una apuesta segura y no defraudaron.

aunque los cabezas de cartel eran the whitest boy y erlend la figura de la noche. pero para mí su presencia no fue suficiente reclamo y su jazz-pop bailable (ejecutado, eso sí, de forma inmaculada) se me hizo excesivamente monótono. tanto que, unido al retraso del apagón, consiguió que diera por finalizada la noche sin escuchar a we have band ni (y esto es lo que realmente lamento) la sesión de guille para cerrar la noche. cosas que ocurren cuando uno no está ya para jornadas maratonianas.





Fitness Forever [La nadadora]
picture: Archivo Elefant



Fitness Forever [La nadadora]
picture: Archivo Elefant

 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept