Select year:
t

09/01/2015

El Mundo [Es]: Réquiem por el 'single'

Share |


 

Réquiem por el 'single': desaparece de las listas de éxitos

 

 

DARÍO PRIETO

 

En 1949 la compañía RCA Victor lanzó el primer disco a 45 revoluciones por minuto, un vinilo verde de siete pulgadas con 'Texarkana Baby', de Eddy Arnold. A partir de ese momento, el'single' o sencillo fue el formato de los éxitos. La explosión del rock 'n' roll, primero, y del pop, después, disparó el consumo de música entre jóvenes y adolescentes de todo el mundo, convirtiendo a la industria discográfica en un gigante económico deseoso de mostrar su poder. Y lo exhibió a través de las listas de éxitos, empujadas por los números 1 de Elvis PresleyBeatlesSimon & GarfunkelBob Dylan...

Durante décadas, la popularidad del 'single' fue el indicador inmediato de un éxito musical. Y también la herramienta de grupos y cantantes para darse a conocer, como demuestran los millones de lanzamientos de discos en siete pulgadas durante los 50, 60 y 70. Pero el cambio de paradigma que trajeron los formatos digitales ha ido reduciendo su impacto hasta su práctica desaparición. Ayer, Promusicae, la entidad que agrupa a los productores de música españoles, anunció que suTop 50 de canciones pasa a elaborarse incluyendo las reproducciones en 'streaming'. Es decir, que además de las ventas de canciones a través de plataformas de descarga digital y las (anecdóticas) adquisiciones físicas se incluirán las reproducciones en servicios como Spotify. Para éstas se aplicará una correspondencia de 250 escuchas en 'streaming' equivalentes a la compra de una canción.

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, explica que la decisión se ha tomado siguiendo las recomendaciones de la IFPI, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, según sus señas en inglés. "Igual que pasa en otros países, en España tiene cada vez más importancia el peso del 'streaming' dentro del negocio musical", señala. En concreto, el 70% del consumo de música digital en España, según sus estimaciones. En esta nueva lista manda el DJ francés David Guetta con su tema 'Dangerous', seguido por el'Bailando' de Enrique Iglesias en su 41ª semana, que es quíntuple disco de platino según el nuevo cómputo que establece dicho reconocimiento a partir de las 40.000 descargas o los 10 millones de escuchas.

Es la IFPI la que ha establecido la fórmula de conversión de los parámetros de alquiler a venta atendiendo a tres variables, como explica Guisasola: "El peso del 'streaming' gratuito en cada país, el del 'streaming' de suscripción y el de las descargas legales". Así, frente a las 250 reproducciones que equivalen a la compra de una canción en España, la cifra en el Reino Unido es de 100.

Negocio vs. romanticismo

Alejandro Díez, el músico detrás de Cooper, ex líder de Los Flechazos y uno de los últimos irreductibles que sigue apostando por lanzar sus canciones en formato 'single', recibe la noticia con resignación y sin atisbos de nostalgia. "Realmente, el 'single' ya no era un formato representativo como baremo de popularidad, ni de seguidores, ni de ventas", asegura. Y recuerda lo que le pasó en 2007, antes de que Promusicae incluyese las ventas digitales en sus listas de canciones. "Con el 'single' 'Guárdame un secreto' entramos en el número 2 de la lista y ahí estuvimos durante 12 semanas, por delante de nombres como Madonna", cuenta. "Nos colamos en una fiesta a la que no habíamos sido invitados", se ríe.

"Aún así", sostiene Cooper, "no creo que el single se vaya a perder del todo, a pesar de que una industria que no cree en el romanticismo le ha dado la espalda. Es un formato genial para los amantes de la música y nosotros estamos cómodos en él, frente a la tiranía del álbum". Recuerda también que su sello, Elefant, edita un par de sencillos cada mes cuyas tiradas se agotan y que incluso las grandes compañías "están muy pendientes del Record Store Day [las celebraciones por todo el mundo, cada tercer sábado de abril, con lanzamientos especiales de canciones y discos en vinilo] para llegar a los melómanos. Es decir, que el poder para hacer que sobreviva está en cierta forma en manos del comprador".

Cooper, autor del libro 'Club 45: 90 Canciones de la Era Pop para mods y jetsetters', hace referencia a una tendencia iniciada a finales de los 60 y acrecentada durante los 70, gracias a Pink Floyd, el rock sinfónico y el auge de los LPs conceptuales. El álbum se convirtió en la medida de la música, en el canon, en el molde al que tenían que adaptarse los compositores para crear un relato. Quedaban así relegadas las posibilidades del sencillo, con su pegada directa en la cara A y el campo para la experimentación que se abría en la cara B. Sin embargo, muchos grupos siguieron apostando por esta doble fórmula, como demuestran los excelentes recopilatorios de 'caras B' 'Louder than bombs' (The Smiths), 'Incesticide' (Nirvana) y 'Sci-fi Lullabies' (Suede, publicado en 1997, justo antes del derrumbe de la industria discográfica por la irrupción de Napster y los servicios de descarga de música. Aparte, durante este tiempo el 'single', esta vez en formato 'maxi', encontró otro reducto en la música electrónica gracias a su uso en las sesiones de DJs.

 

Para Guisasola, el momento actual reproduce lo que pasó en los años 50, cuando los singles de 45 rpm se popularizaron: "Igual que Elvis o los Beatles en su momento, hoy muchos jóvenes músicos no quieren esperar a acumular 12 canciones para publicar un álbumy lo que hacen es ir sacando canciones sueltas. Es el mismo concepto y el mercado digital facilita mucho este aspecto".


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept