Select year:
t

04/11/2014

El Café De Rick [Es]: Crónica del concierto de Cooper en el Dabadaba

Share |


Crónica del concierto de Cooper en el Dabadaba

Cooper, la banda que lidera Álex Diez, ha agrupado sus últimos conciertos dentro de lo que ha llamado “Gira del aperitivo“. También podría haberse llamado “Gira del vermouth“, porque es a esa hora, la del aperitivo o el vermouth, a la que ha ofrecido estos conciertos. Una gran idea que empieza a no ser demasiado extraña en algunas ciudades. Conciertos a una hora no muy habitual para estos menesteres pero que tienen la ventaja de poder llevar a los más pequeños y que las parejas con hijos no tengan que hacer malabarismos para poder ir a un concierto. La Gira del aperitivo no son conciertos pensados para niños, el repertorio y el volumen es el habitual de la banda, pero tampoco se van a aburrir y nunca es pronto para caer en las manos de la buena música.

 

Comenzó Cooper con la canción Mi universo, que dio título a su último LP hace ya tres años, seguida de La señal, perteneciente a aquel mismo disco que presentaron en lo que llamaron “una gira virtual” en la que desvelaban cada día una nueva canción, con su consiguiente vídeo, en diferentes páginas de internet. Cooper estará anclado a los sonidos del pasado, como dice su canción quién se puede resistir a los sonidos del recuerdo que suenan dentro de altavoces viejos, pero no se le puede negar que prueba nuevas cosas a la hora de presentar sus discos y conciertos. Desde esta gira virtual a regalar singles en los conciertos pasando, durante un tiempo, por no publicar LPs y apostar por el formato single. Volviendo a lo meramente musical, el comienzo del concierto dejaba claro que la hora no iba a ser ningún condicionante para que Cooper sonase tan eléctrico, contundente y cercano como siempre.

Tras pasearnos por El círculo polar y sentir Vertigo al recordar una de las primeras del grupo, que sonaba tan fresca como el primer día y tan fresca como Primer día, el siguiente tema que atacaron Álex y los suyos, Coopernos presentó una canción que vendrá en la cara B de su siguiente single Los veranos son para soñar, una versión del Silver Dollar Sunday de los Lolas, que ahora se llama Dolar de la suerte y, como la original, apoya su pegadiza melodía sobre unos magníficos coros. Gran interpretación de una gran canción por parte de un músico que nunca se olvida de que él también es fan de otros músicos y canciones. No oculta sus influencias y sus pasiones y transmite su amor por ellas en cada frase, en cada canción.

 

Cooper_dabadaba_web_1

El concierto continuó y Cooper acometió una serie de canciones más relajadas pero igualmente intensas. En el sofáHyde Park -que le sirvió para recordar su infancia donostiarra y sus paseos por Cristina Enea- y El surfueron el preludio para la presentación de otra nueva canción: Hipsters, de guitarras pesadas y graves, con una letra de lo más irónico. Un gran adelanto que aumenta aun más si cabe las ganas por tener en nuestras manos su siguiente trabajo.

Parece apropiado en una ciudad tan pegada al cine como San Sebastián que Cooper, ya que no tocaron Oxidado, tocasen Cortometraje, con dedicatoria a un espectador incluida. El público parecía estar disfrutando de lo lindo y cada canción era recibida y despedida con aplausos. En las primeras filas, y sentados en los bafles, pequeños espectadores que apenas levantan un metro del suelo. tan sonrientes y entretenidos con el concierto como mirando divertidos el entusiasmo de esos mayores hoy contentos como niños mientras coreaban el estribillo de Cerca del sol, otra canción del álbum de debut de Cooper, el imprescindible Fonorama.

Entre girasoles es la canción que ocupará la cara A del ya citado single Los veranos son para soñar. Una canción delicada que se encuadra dentro de la vertiente más melódica de Cooper, más pop que power, con una letra naíf que me hizo recordar a La Buena Vida.

Tres temas que ya se pueden considerar clásicos -Cerca del solRabia y Tecnicolor- precedieron a la canción que cerró la primera parte del concierto: ArizonaÁlex explicó que la compuso pensando en cuando su hija fuese adolescente y le hiciese preocuparse por ella, como todos hemos hecho preocupar a nuestros padres. Curioso, nunca había pensado en la letra desde ese punto de vista y ahora cobra otro sentido.

Cooper_dabadaba_web_5

Por supuesto que Cooper volvieron a salir al escenario, y Álex nos riñó por no haber explicado a los más pequeños como se pide un bis en condiciones. Pero bueno, tiene que entender que estábamos ocupados explicándoles como se respeta la tradicional “zona de seguridad donostiarra”, esa que nos impide acercarnos a más de un metro y medio del escenario. Bromas aparte, la siguiente canción fue dedicada a Javi Sun, amigo donostiarra de un Álex que nunca se cansa de repetir la importancia que tuvo en su adolescencia, y posterior trayectoria artística, una cassette con maquetas de Los Scooters, el grupo de un jovencísimo Javi Sun. La canción elegida fue Nosotros, una oda a la amistad compuesta por el propio Javi Sun para su proyecto Mod Time y que Cooper incluirán en su próximo disco.

No se fueron Cooper sin tocar Cierra los ojos, una joya pop que se encuentra entre lo mejor de su brillante repertorio, justo antes de despedirse con la enérgica y rabiosa Carrousel. Un gran colofón frente a un público entregado y con unas primeras filas repletas de infantes que esperemos se empapen de la pasión y entrega de un buen concierto para que este carrusel no se pare en mucho tiempo.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept