03/09/2021

COUR DE RÉCRÉ: "Cour De Récré" LP

Share |


imagen foto

Colección “New Adventures In Pop” [Num. 053]

 

Cómo nos gusta ese atrevimiento por vivir, esa manera de vivir que está constantemente forzando los límites, pero desde la búsqueda de la libertad y la felicidad, que sólo algunos grupos jóvenes y frescos son capaces de ofrecer. Ya hemos visto que, en esos mares, COUR DE RÉCRÉ se mueven como pez en el agua, pero llega el momento de celebrar su primer largo, homónimo, que sirve para desplegar todas las vertientes de una propuesta inteligente, divertida, pero, sobre todo, que hace gala de ese “joie de vivre” tan propio de nuestros vecinos franceses.

Y el camino, aunque no lo parezca, ha sido largo. COUR DE RÉCRÉ comenzó como la banda de Stan y Héloïse. Él desde Avignon y ella desde Santiago de Chile, construyeron una propuesta sobre las distancias y las separaciones. Pronto se une al proyecto Quentin, amigo de Stan, y no corre mucho más tiempo hasta que Chloé sustituye a Heloïse en los directos, y posteriormente en las grabaciones de estudio. Pero la estabilidad parece no querer hacer acto de presencia, y Stan se muda a vivir dos años a Canadá, lo cual no es óbice para que en 2018 lancen su primera referencia, el EP “Éponyme”. En 2019 Stan vuelve a Avignon, pero Chloé se ha mudado a París. La distancia está en los genes del grupo, eso está claro. Después de tanto kilometraje, por fin hemos llegado hasta este disco lleno de inspiración y melodías pop irresistibles, donde el trío francés hace gala de su gusto por el synth-pop. ALINE, LA MONJA ENANA, FREEZEPOP, THE PIROUTTES o DENIM son algunas de las influencias que han llevado al trío a canciones como la que abre el disco, “Chanson Cathartique”, un ejercicio divertidísimo que disfruta de ecos del “Amoureux Solitaires” de LIO y del “Tombé Pour La France” de Étienne Daho. En ella descubrimos una de las grandes habilidades del grupo: darles la vuelta a los dramas tópicos de muchas canciones de amor. En este caso, la canción de ruptura se transforma en la historia de una persona que comienza a reprocharle cosas a su amante, hasta que se da cuenta que el que lo hace todo mal es él. Ante la imposibilidad de justificarse, comienza entonces a culpar a su primer amor. Un tema con un desarrollo exquisito y altamente bailable, que termina en un sorprendente final entre coros y campanas. Porque esto va un poco de eso. Requiebros, giros, vueltas inesperadas.

“Soleil Levant” desata la furia disco, en una canción que crea una divertida historia en torno al síndrome Stendhal. Un francés obsesionado con los cineastas japoneses se enamora de una chica japonesa enamorada de la Nouvelle Vague. Para conciliar la pasión de ambos, sólo hay una solución: “Hiroshima, Mon Amour”. “Le Jardin De Nobuko” es una sorpresa dentro del sonido del grupo, ya que nos encontramos con un sonido pop extra dulce para hablar sobre la inutilidad de la nostalgia. Puede que funcione porque sólo los niños son capaces de disfrutar del presente con toda su pureza e intensidad. Y para ello, la presentación de la voz infantil de Mia. Deliciosa y muy France Gall. “Coeur Cruel” fue una de las primeras canciones compuestas por el grupo y fue incluida, en una versión diferente, en su EP “Éponyme”. “Coeur Cruel” hace gala de uno de esos estribillos perfectos (con cierta ascendencia ye-yé) que saltan a un puente todavía mejor, para descansar tranquilamente en la melodía que da paso de nuevo a la estrofa. Esto es pop, amigos.

“Agathe Agathe” es una de las canciones con la que os avanzamos el sonido del grupo, porque es un ejemplo paradigmático: synth-pop barroco y, por momentos, bizarro, que aborda la historia de un hombre que se enamora de una chica intoxicada. Todo esto con un espíritu naif desbordante. Pocas veces habrán oído de un grupo que inspira una canción suya en una crítica de un disco suyo anterior. Como oyen. Alguien que quedó fascinado por las canciones de su primer EP, pero que malinterpretó las intenciones de sus letras, pensando que eran un apoyo incondicional a Valéry Giscard d’Estaing, antiguo presidente de la República Francesa en los años 70. Pues “Le Roi Est Mort” es una broma basada en esa anécdota, en la que nuestros protagonistas evocan la tristeza de María Antonieta mientras matan a Luis XVI. Todo esto con unos mantos de arpegiadores y sintetizadores que ni Giorgio Moroder. ¡Maravilla!

“Vice Et Werther” fue el primer adelanto, una reformulación del “Werther” de Johann Wolfgang von Goethe, pero en este caso con Charlotte dejando a Werther bajo la justificación de que “su mejor amigo es demasiado cercano” y de que “un buen amigo es importante en la vida, pero el amor sólo es un juego de niños”. Una locura de pop electrónico, con un bajo acid, vocoders y sintes baratos y miles de cambios de estructura. “Palacio Ideal” es un guiño a sus influencias musicales españolas (el padre de Stan le ponía en casa muchos discos de Elefant Records). Cantada por Chloé en español, la letra habla de la famosa historia del cartero Cheval y su “Palacio Ideal”, que construyo él solo para su hija durante toda su vida. “Désolé Je Ne Fume Pas” cuenta la historia de una chica que fantasea con un chico, y en todas sus fantasías el chico aparece fumando. El problema es que el chico no fuma. Un desafío a las organizaciones mundiales de salud a base de trallazos de punk-pop sintetizado. Ah, por si lo dudan, no, COUR DE RÉCRÉ no fuman.

El disco se cierra con “A L’ombre D’une Jeune Fille En Pierre”, haciendo referencia a la obra de Marcel Proust. Una chica se enamora de una estatua, simplemente por el hecho de que nunca le va a devolver su amor, una letra inspirada en la novela “La Vénus d'Ille” de Prosper Mérimée. La balada final, la salida, como no podía ser menos, fuera de los cánones. Comienza como uno de los juegos atmosféricos de Badalamenti para dar un giro radical en forma de una bizarra jam funky como sacada de “Dirty Dancing”. ¡Espectacular!

Siempre nos llena de ilusión lanzar un disco de algún nuevo grupo con ganas de decir cosas nuevas. Este caso no es menos, y es que la edición limitada en vinilo magenta de este “Cour De Récré” va a ser sin duda uno de los discos del 2021. Simplemente porque los amantes del synth-pop lo adorarán, porque no habrán escuchado synth-pop como el de nuestro trío francés y por la fantástica producción de Joseph Signoret, multinstrumentista, compositor, productor y miembro fundador del trío parisino KEEP DANCING INC.

 

TRACKLIST: 01 Chanson Cathartique  02 Soleil Levant  03 Le Jardin De Nobuko  04 Coeur Cruel  05 Agathe, Agathe 06 Le Roi Est Mort  07 Vice Et Werther  08 Palacio Ideal  09 Désolé Je Ne Fume Pas  10 À L'ombre D'une Jeune Fille En Pierre

 

 

 

 




 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar