08/11/2019

DIE KATAPULT: "DKXD" LP

Share |


imagen foto

Hasta ahora, el synth-pop y el electro-pop se han caracterizado en muchas ocasiones por la descripción de un mundo distópico protagonizado por máquinas, empezando por sus precursores, KRAFTWERK. Pero ese futuro, de alguna u otra manera, ya está aquí. Por eso Elena Comas (bajo y voz, también en NELEONARD) y Anna Fredriksson (sintes, ritmos, voz y vocoder, también en LOS GANGLIOS), o lo que es lo mismo, DIE KATAPULT, han cogido el testigo y describen en su primer largo, “DKXD”, un mundo digital y mecanizado, henchido de una idiosincrasia inconsistente y desconcertante, que han aprovechado con una inteligentísima mezcla de surrealismo, dadaísmo, humor y descaro.

A golpe de Google Translator proponen un viaje sonoro por Europa en todos los sentidos posibles: el lingüístico (cantan en alemán, francés, inglés, castellano, italiano, sueco, y de regalo, japonés) y el musical (las referencias barajadas pertenecen todas a la tradición pop del viejo continente: LIO, DAFT PUNK, los mencionados KRAFTWERK, AVIADOR DRO, TELEX, LADYTRON, Franco Battiato…). Para conseguirlo han contado nada más y nada menos que con la ayuda en la producción de Ian Catt (SAINT ETIENNE, TREMBLING BLUE STARS, THE FIELD MICE, SHAMPOO, THE SCHOOL…). Y el resultado no puede ser más excitante y divertido. También tremendamente bailable, claro.

Pero no piensen que aquí hay un concepto global o algo así. Cada canción es un universo único en sí misma, con el distintivo de la arrolladora personalidad del sonido de DIE KATAPULT. “Autokrack” es puro electro marcial para hacer un ejercicio de piruetas lingüísticas con el prefijo auto. Eso sí, el estribillo, impagable. El resultado: indefinible. Maravilloso. “Total Beschissen” habla por sí sola: “Déjame ser muy claro en este punto. Este sistema es totalmente de mierda”. Aspereza melódica, oscuridad reconfortante. DEVO. “Mallorca Pop” descoloca. Ironía con bajo a lo NEW ORDER. Mallorca, lugar de vacaciones, imágenes refrescantes, la piscina, sangría, biquini y cerveza fresca, y nunca olvidar lo más esencial: factor 50 y aftersun. Esa sala de espejos que descoloca y al mismo tiempo estimula, entre el cinismo y el mensaje social, y que tanto recuerda a propuestas como la de OVIFORMIA SCI. “Come To My Island” se basa en un juego de mesa alemán lanzado a golpe de vocoder, al que seguro que a Moroder le encantaría jugar. “Fiesta De Presión” es un manual para desarrollar la manera de alcanzar un grado óptimo de alcoholismo. Juego de significados entre el submarinismo y la barra de un bar. Si te sumerges bajo el agua, cada 10 metros es como si te hubieras tomado un Martini y así sucesivamente… Cuántas veces has estado en una fiesta y has pensado: ¿Qué hago yo aquí? DIE KATAPULT nos lo cuentan en “Was Machst Du”, en una especie de tema tecno ye-yé.

“Bäckerei Digital” abre la segunda cara y es el avance del disco, o una maravillosa gama de productos de bollería horneados por una panadería digital con impresión 3D. “Bouts De Papier” supura europop por todos los poros de su piel. Étienne Daho mataría por esos papeles que son el único resto de un amor perdido. “Sommer In Russland”, o como sería un verano en el país soviético con la única ayuda de una “Lonely Planet”. Invitamos a Marc Almond para que nos acompañe. “Abhängigkeit” saca a relucir lo mejor de la música disco para hablar de la dependencia, como si METRONOMY, SOULWAX y KAVINSKY rindieran pleitesía a STEREO TOTAL. Y para terminar “Für Einen Moment” habla de un curioso fenómeno, por el cual el consumo de alcohol sube considerablemente durante los meses de julio y agosto debido a la subida de temperaturas derivada del cambio climático. Una historia marca de la casa, con un estribillo indie-pop absolutamente delicioso e imprevisto. Porque en el lenguaje musical de DIE KATAPULT no hay prejuicios. Solo hay dianas.

Un álbum que saldrá en versión digital y vinilo (limitado), y que es apto para disfrutar con el cerebro y los pies. Porque lo que han hecho Elena Comas y Anna Fredriksson es un ejercicio de actitud incomparable, hilarante y reflexivo. Disfrútenlas. Son únicas.




 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar