02/11/2018

THE LAST DETAIL: "The Last Detail" LP/CD Mehdi Zannad FUGU con Erin Moran (A GIRL CALLED EDDY)

Share |


imagen foto

Estamos rebosantes de ilusión. Que Harvey Williams (ANOTHER SUNNY DAY, BLUEBOY, THE FIELD MICE, TREMBLING BLUE STARS) haya querido participar de la hoja promocional del disco de debut de THE LAST DETAIL (nombre surgido a partir de la película de 1973 protagonizada por Jack Nicholson) ya dice mucho de lo especial que es este grupo y este disco: 

“Entonces, ¿cómo debería reaccionar uno cuando sus dos cantautores contemporáneos favoritos deciden grabar un álbum juntos? Mehdi Zannad tiene una colección sin igual de LP’s y 45’s únicos a sus espaldas, tanto bajo su propio nombre como con FUGU, mientras que Erin Moran lanzó uno de los grandes álbumes perdidos de este siglo en 2004, como A GIRL CALLED EDDY. Había mucho en juego, tanto como grandes eran mis expectativas. Afortunadamente, THE LAST DETAIL no defrauda. Refrescante pero reflexivo. Melancólico, pero nunca sensiblero, y siempre resueltamente optimista.



Si bien hay señales ocasionales que apuntan a los pasados ​​creativos de ambos artistas, el álbum tiene una personalidad propia, como lo hacen todas las grandes colaboraciones (Nancy LeeGainsbourg &Birkin, PET SHOP BOYS & Dusty SpringfieldSandie Shaw & THE SMITHS...). Por supuesto, hay guiños a la rica historia del pop resonando a lo largo del disco; tales referencias son inevitables para un dúo tan conocedor y apasionado de la música. Pero las canciones son demasiado emotivas y honestas como para ser definidas como mero postmodernismo; viven y respiran. Y si bien siempre resulta difícil destacar algo por encima de lo demás, en este caso me quedaré con “Places” como algo particularmente enorme; líricamente, es un recuerdo cariñoso de tiempos pasados ​​volcados en una melodía deslumbrante y alegre con innumerables ganchos: crees que estás escuchando el estribillo, y luego la canción avanza hacia el verdadero estribillo. Y luego hace el mismo truco de nuevo. Magnífico".



Pues sí. Erin Moran (A GIRL CALLED EDDY) y Mehdi Zannad (FUGU) han hecho un disco juntos, que va a ver la luz a través de Elefant Records. Una colaboración que comenzó a gestarse cuando Zannad se enamoró de la exquisita voz de Erin en aquel disco de debut de A GIRL CALLED EDDY producido por Richard Hawley y que en 2004 fue aclamado por la prensa, desde Uncut a Mojo, o desde Rolling Stone al New York Times. Erin era fan de FUGU desde la publicación de su primer álbum, que compró en una de las tiendas de la antigua cadena Kim’s Video en Nueva York.



Erin nació en el mismo hospital que Frank Sinatra en Hoboken (Nueva Jersey), aunque creció en las calles de Nueva York. Su voz ha cautivado a artistas de medio mundo, algunos de sus héroes de infancia como Burt Bacharach o Gilbert O’Sullivan o artistas tan dispares y necesarios como Robert Smith de THE CURE, Jane BirkinNina Persson o Tracey Thorn. Su voz puede ser escuchada en muchos discos, desde Ron Sexsmith o SUPER FURRY ANIMALS por nombrar algunos. Y la conexión francesa la produjo el dueto que Erin hizo con Philippe Katerine; aquel célebre “Parlez-Vous Anglais Mr. Katerine?” (canción que abría el recopilatorio “Montecarlo” que Elefant publicó en 1997 para inaugurar su “Colección De Las Ciudades” y en el que participaba también, entre muchos otros, el propio Harvey Williams).



Muchos llevan años preguntándose cuando publicará su segundo álbum A GIRL CALLED EDDY y esta pregunta por fin ya tiene respuesta, a principios de 2019 (con un single de adelanto a finales de este año). Pero mientras llega ese momento tan esperado, sus fans podrán saciar sus ansias con este proyecto tan especial junto a Mehdi Zannad, este duende del pop francés, que además de músico, productor y compositor es un excelente dibujante de arquitectura, ha expuesto sus trabajos por toda Francia en un montón de galerías y ha dado clases en las instituciones más respetadas de Paris. Mehdi publicó dos álbumes maravillosos como FUGU, singles compartidos con STEREOLAB y SAINT ETIENNE, co-escribió la banda sonora de la película “La France” de Serge Bozon en 2007, hizo arreglos para Barbara Carlotti y TAHITI 80, produjo a APRIL MARCH y en 1998 publicó un delicioso single en Elefant Records (que precisamente en estos días reeditamos en una edición muy especial).



Erin Mehdi protagonizan encuentros en Londres, París y Nancy, sesiones de estudio en el laboratorio de TAHITI 80 (donde Zannad grabó su segundo largo, “As Found”), estribillos de Erin que Zannad convertía en canciones… Hasta que en 2014 Elefant Records aparece en escena y ofrece la posibilidad de un disco tras escuchar las 4 primeras canciones del proyecto. A partir de ahí se acaba el trabajo orfebre y se busca la magia del estudio donde participaron músicos de bandas como TAME IMPALA, TAHITI 80 o SYD MATTERS, entre muchos otros.



Y al fin, tenemos en nuestras manos tan prodigioso resultado. Un trabajo en el que se aprecia esa labor de compositores tremendamente enamorados de la música, que alterna respeto e inspiración, cuidado y mimo, en la línea de grandes autores como Jimmy Webb, Paul McCartneyEric Carmen, Carole King o Paddy McAloon. Un conjunto de canciones perfecto y notable, en el que ambos autores se van turnando a las voces. Un disco que comienza con “Softly (Part 1)” a modo de obertura, juguetona, pegadiza… “Fun Fair” aspira cierto aire romántico clásico, con la progresión del piano y ese desarrollo final de sabadabadas que nos evoca a Françoise Hardy y Claudine Longet. Encandiladora. “You’re Not Mine” tiene algo de la sobriedad y la fuerza de Laura Nyro, de la elegancia melódica de Evie Sands o Linda Perhacs, de la inspiración de Joni Mitchell o de lo místico de Judee Sill. En la línea de estas composiciones, que abundan en el folk-pop de los años sesentas/setentas, es donde el disco se sitúa junto a los clásicos. Es cierto que el toque BEACH BOYS está presente en muchas armonías, como las de “Trust Your Buddy”, ahora con Mehdi a las voces, pero la producción les acerca por momentos a los BEE GEES más folkies. ¿O no se transportan irremediablemente al escuchar ese solo de guitarra? Porque, es hora de confesiones, no sé si alguna vez han tenido la sensación de estar escuchando un clásico la primera vez que escuchan una canción nueva. Eso es lo que nos ha pasado con “Take My Hand”. La convicción de que esa canción, con sus arreglos de cuerda majestuosos, convierte sus referentes en compañeros de viaje. LOVE, John Denver, BUFFALO SPRINGFIELD, THE MILLENNIUM, THE LEFT BANKE… “Fairweather Friend” recupera a Erin a las voces principales para un tema que de nuevo nos devuelve a las grandes voces del folk-pop de los sesenta y que como ella misma confiesa la escribió mirando fijamente y durante mucho tiempo la portada de “Ram” de Paul and Linda McCartney.



Los niveles de energía se disparan con la increíble “Lazy”. La introducción de piano, tan sólo prepara un empujón soul prodigioso, con unos vientos arrebatadores y un estribillo que invita a ser cantado con los brazos en alto, estirados, como si quisiésemos alcanzar el cielo con Erin cantando como una Jackie De Shannon contemporánea. “Talk To Me” da un salto estilístico importante, con una producción más marcada por los sintetizadores y los años 80, y que deja de lado el sentido orgánico del resto del disco. La melodía de las estrofas es exquisita y el estribillo es directamente inmortal. Pero es que, si tratamos de leer entre líneas de la letra, ¿puede que sea la canción que relata la relación musical entre nuestros dos compositores? Magia pura. Al final, una demostración de melomanía, y de la capacidad incuestionable de este par de compositores de construir canciones eternas, sin importar a que década haya que saltar.



“Die Cast” es una de esas canciones tan pequeñas en un disco tan grande, que se acaba convirtiendo en una de tus favoritas. Delicada y quebradiza, entre la habanera y el sonido fronterizo, cinemática, poderosa en su pequeñez. “Tears” es el corte más rock, cerca de los BEATLES más enérgicos. Contundente y evocadora a la vez. Y de nuevo, un solo de guitarra con fuzz que nos traslada a la época en la que el rock movía mentes. Decir algo sobre “Places” nos parece osado después de las palabras de Harvey Williams. Tan sólo apuntar que nos sumamos. Es una canción enorme, es la pureza de Brian Wilson, la dulzura de AMERICAN SPRING y la majestuosidad de Roger Nichols. “Softly (Part 2)” reincide en la línea melódica que abre el disco, pero le da un toque fifties tremendamente divertido, con ecos surf y garaje, y la hace instrumental. Y cerrando el disco, “Photographs” pone el toque melancólico, entre clavicordios y guitarras acústicas. El inevitable romanticismo que también abría “Fun Fair”.



En definitiva, un disco especial, pero más allá de los nombres que le han dado forma, lo es por contener un conjunto de canciones irrepetible, que a veces resulta complicado creer que hayan sido firmadas en 2018. Inspiración, artesanía sonora, respeto y elegancia musical. Como si hubiera una regla oculta: nunca olvidar el último detalle. Ni siquiera en la presentación del disco, con ese fantástico diseño a cargo de Julian House, del colectivo “Intro”, que ha diseñado un montón de portadas para artistas como STEREOLAB, CAN, PRIMAL SCREAM o BROADCAST. Cada cosa en su lugar.



Ellos dicen, “God is in the details” (Dios está en los detalles). Os presentamos THE LAST DETAIL.

 




 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar