Elige un año:
t

11/03/2019

La Opinión De Murcia [Es]:"La novedad prima, así que doy gracias a Dios por haberme podido mantener"

Share |


La Bien Querida: "La novedad prima, así que doy gracias a Dios por haberme podido mantener"

Encabeza una nueva edición del + Que Musas Fest, que se celebra el sábado en Cartagena, con Lokaflores y la Dj Fantabulosa

 

Música por la igualdad y contra la violencia en el + Q Musas Fest de Cartagena, que se celebrará este sábado en la Facultad de Ciencias de la Empresa de la Universidad Politécnica de la ciudad portuaria. La entrada cuesta un euro y la recaudación irá íntegra a la asociación sin ánimo de lucro Mujeres Unidas Contra El Maltrato (MUM). La bilbaína Ana Fernández Villaverde –conocida artísticamente como La Bien Querida–, la cartagenera Lokaflores y Fantabulosa DJ completan este cartel compuesto exclusivamente por mujeres.

La Bien Querida viene a presentar su quinto álbum, Fuego, que ha marcado un punto y aparte para su inconfundible estilo. Su sonido aúna la esencia de la música española tradicional con el pop más moderno y electrónico cuando se cumplen diez años de la salida de Romancero, su primer álbum. J., líder de Los Planetas, es en cierto modo culpable de animarla un buen día a iniciar su carrera como verso libre del pop.

¿Qué significa para ti el 8M? Es importante. Estamos intentando las mujeres del mundo llegar a la igualdad, tener los mismos privilegios y derechos que tienen los hombres. Es la reivindicación. 


  Tu último single es Recompensarte, con una producción de Aarón Roux; una versión, diferente a la del álbum, de este artista afincado en Madrid, que se mueve entre el ambient y el shoegazing, entre ecos y reverberaciones. ¿Va a ir por ahí tu nuevo disco? No va a ir por ahí realmente... No sé. Tendrá algo, porque las canciones las hago yo, y al final la mano de uno se ve, y la voz€ Entonces€ ¡Es que no quiero desvelar nada! Lo estoy grabando ahora y prefiero que sea sorpresa. Y será sorpresa, porque va a ser diferente a lo que estoy haciendo ahora. 


  Dentro de poco harán diez años de la publicación de Romancero. ¿Cuáles han sido los principales hitos –por decirlo así– que has vivido hasta ahora? Para mí, poder sacar nuevo disco este año –después de diez en el mundo de la música– ya me parece alucinante, porque yo cuando empecé no tenía ni idea de que me iba a dedicar a la música, ni de que esto iba a tener una continuidad ni nada. Ya me parece increíble, y doy gracias a Dios por haberme podido mantener. Eso es lo más difícil, porque hoy en día como que la novedad prima. No es fácil que te hagan caso. La industria, los periodistas, la gente, si el grupo es fresco, te hacen caso, pero ya si llevas unos cuantos años es complicado mantenerse... 


  Siempre cuentas que la persona que te animó a empezar fue J., de los Planetas. ¿Qué tal ese encuentro con Recompensarte? Cuando saqué mi primer disco ( Romancero), había un dueto en una canción que se llamaba A.D.N., y en la primera persona en la que pensé fue en J. Es amigo mío de toda la vida, lo que pasa es que no quise que lo hiciera él porque no quería que la gente empezara a decir: «Ah, mira, se aprovecha de su amigo el famoso, de Los Planetas€». Por esto mismo, precisamente, porque siempre estamos en plan: «Mira las tías, qué morro tienen». Por eso digo que es importante lo del 8M. Así que al final pensé que lo hiciera Joe [Crepúsculo], que empezó como un año antes o dos. En cambio, ya con Fuego, tengo un nombre, ya me conoce la gente, y nadie va a decir que me aprovecho de nadie ni que lo he hecho para que me escuchen. Al principio quería que la gente me escuchara a mí por lo que yo hacía. 


  En los carteles de festivales es frecuente que no haya mujeres, pero en el + Q Musas, que te trae a Cartagena, las mujeres sois protagonistas. ¿Hacen falta más festivales cómo este o una mayor normalidad en festivales más heterogéneos? Hombre, pues hace falta. Me habían ofrecido tocar en tres cosas de tías; como que aprovechan y dicen: «Hay que coger a las tías», pero luego el resto del año los demás festivales están llenos de hombres. Sí que es verdad que antes había muchos más grupos de chicos, pero hoy en día sí que hay chicas con proyectos interesantes. Entonces sí que creo que hay que hacer un esfuerzo, porque esto lo tenemos que hacer entre todos, está claro, y los promotores tienen que moverse un poco. Y luego que también hay mucha tía machista. 


  De todo hay en la viña del señor, como decía aquel. Volviendo al universo de La Bien Querida: desde el inicio siempre has cuidado mucho la parte visual y creativa que acompaña a tu proyecto. ¿Cada vez más le das más importancia a eso, o siempre ha estado ahí? Siempre le he dado importancia. Tengo la suerte de estar en un sello que, bueno, es pequeñito y tiene sus limitaciones, porque no es una multi, pero Luis Calvo siempre ha cuidado muchísimo que los discos sean bonitos, que no sean cutres. Y sí, me importa; y los videos, que estén guays. 


  En ese sentido, hay una positividad por ejemplo en Dinamita, de la que sacaste hace poco el videoclip, y la letra dice: «Siento como si toda mi vida me hubiera estado conduciendo a este preciso momento». ¿Hay algo de literal en esa frase? Aquello de: «Voy a hacer lo que me dé la gana, y este es el momento». ¿Siempre es así para ti? No siempre. Esa canción es importante; estaba diciendo algo en ese disco bastante claro: muchas veces no hacemos lo que realmente queremos, sino lo que la sociedad quiere para nosotros, o lo que quieren nuestros padres. Nos sentimos bastante obligados a hacer otra cosa por lo que piensen los demás. Nos da como miedo ser nosotros mismos. Esta canción habla de que hay veces en la vida en las que tienes que ser tú mismo y tomar decisiones. Que es importante pensar en ti y echar 'palante'. 


  Aunque hace un tiempo del disco y ahora estás trabajando en tu nuevo álbum, te ha dado tiempo a colaborar, por ejemplo, con Aníbal Gómez (Ojete Calor) en el single Milagro, una especie de ranchera tecno. Sí, sí, y es muy guay. Mis amigos, gente de la música, del indie, me siguen llamando para colaborar, y si me gusta les digo que sí, y esta canción con Aníbal yo creo que ha quedado bien bonita. 


  ¿Hay alguna conexión de La Bien Querida con la canción española, entre tu forma de componer y, por ejemplo, la de Manuel Alejandro? Manuel Alejandro es un referente absoluto para mí: me parece el mayor compositor que tenemos en la historia de la música popular española. Me parece increíble. Manuel Alejandro, Robe Iniesta y poco más. Me parecen dioses. 


  De momento, con Robe Iniesta has colaborado, pero solamente a la hora de hacer portadas, pero no has tenido oportunidad de hacerlo cantando con él. No. Él no me lo ha propuesto, obviamente. No sé si sabe quién soy, porque cuando le hice las portadas todavía no me dedicaba a la música, y me encantaría. A ver si sale alguna canción, porque tampoco vas a meter a alguien por meter, por fardar. Si tengo alguna canción que pienso que puedo, se lo propondré. 


  También hace unos días ha aparecido una nueva entrega de La estrella de David, que edita Discos Garibaldi/Fikasound. Una de las canciones es Valor sentimental, y la firma David al 50% contigo. Son unos temas muy raros que grabamos hace tiempo, y yo canto como superagudo, en falsete. Y hemos aprovechado que él iba a sacar disco para meterlos ahí y que no se pierdan. 


  En alguna ocasión has comentado que les gustas más a los críticos que al público. ¿Qué te lleva a afirmar algo así? No lo sé [Risas]. Como siempre me ha puesto muy bien la crítica musical, a veces he llegado a pensarlo. «Jo, le gusto más a los críticos que a la gente». En fin. Cosas que dice una. 


  Hoy en día también se mide el éxito de cada canción por las escuchas en Spotify. Tu canción más escuchada parece que sigue siendo De momento, abril. Es una canción sencilla, así como muy popular. Me hace gracia. El otro día lo miré en Spotify, y la verdad es que las canciones que más se escuchan creo que son muy bonitas: De momento, abrilRecompensarte –que es quizá la que menos me gusta–, Muero de amor, Dinamita 7 días juntos. Está bien. No es que me encanten. Hay gente que se gusta un montón; yo siempre digo que no, que nunca me acabo de gustar y que mis canciones nunca me acaban de gustar. Si saco más discos es porque no me he quedado contenta con el anterior, y ese es mi motor. Somos los más críticos con nuestro trabajo; nuestro peor enemigo siempre, pero también es como el motor que nos mueve a hacer cosas y a seguir trabajando. 


  En tu caso, ¿el motor tiene que ver con esas canciones en las que te has especializado, por así decirlo, y que son un poco 'ajuste de cuentas'? Bueno, en Fuego, que es el último, no hay mucho ajuste de cuentas. 


  Eso es una nueva reinvención de La Bien Querida. Un poquito. Cuando estaba componiendo Fuego murieron dos personas, mi padre y un amigo mío, y sí que, como homenaje a ellos, quería hacer un disco positivo. 


  ¿Con qué formación vas a venir a esta nueva cita, al festival + Q Musas? Pues voy con el grupo entero, con Nieves a los teclados, que ya se ha reincorporado –fue madre y se fue porque ella quiso en el último mes la pobre, porque ya no podía más con los festivales y con el tripón–, David a la guitarra y a los teclados, Juanma Padilla a la batería y Brian Hunt al bajo, a la guitarra y a los coros. 


  ¡Menuda bandaca!

 

Sí, muy bien. Tengo muchas ganas, porque hace mucho tiempo que no toco, y esta semana tengo dos conciertos y estoy con muchísimas ganas de tocar con el grupo.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar