Elige un año:
t

10/05/2016

Sonic Wave [Es]: Alex Cooper, primavera con una esquina pop [Interview]

Share |


 

09-05-2016

Alex Cooper, primavera con una esquina pop

 

Acercarse a una figura tan gigantesca como Alejandro Díez Garín es inevitable que produzca un necesario pudor y respeto por parte del entrevistador, máxime cuando se enfrenta a la tarea de desentrañar el trabajo de toda una carrera recopilado en un espectacular, en fondo y forma, doble larga duración que el músico no ha parado de promocionar en los últimos meses, provocándome la duda sobre cómo estará llevando el responder a las mismas y tópicas preguntas una y otra vez. Asumo por tanto la previsible falta de originalidad de la entrevista y me lanzo a la piscina, recordando como entrevisté a Alex por primera vez hace ya nada menos que 26 años para una emisora municipal, cuando presentaban el tercer LP de Los Flechazos en Ponferrada. Y no puedo evitar tener la sensación de que en estas dos décadas quien menos ha cambiado ha sido precisamente Alex, pues si de algo no se le puede acusar es de incoherencia, resultando su trayectoria una de las más ejemplares de la música española de la transición entre estos dos siglos que nos ha tocado vivir, llevando como bandera, por encima de modas, escenas o tribus urbanas, sencillamente el POP con mayúsculas. La melodía sumergida en guitarras y baterías. Su particular y privado jardín melódico. Popcorner. 

 

El 21 de mayo podrás ver a Cooper en la sala Apolo de Barcelona. 

 

Para empezar, pregunta obligada. Con cinco largas duración de Los Flechazos en estudio, sumados a los editados con Cooper, más decenas de trabajos en otros formatos como singles, EPs, o minielepes (especialmente en el caso de Cooper, cuando advertiste que ibas a apostar por formatos más pequeños que el LP), y participaciones en recopilatorios, lo cual da una producción de un centenar y medio de canciones o más… ¿cuál ha sido el criterio que has escogido para seleccionar 24 temas dentro de estos 30 años de carrera? 

Al ser un disco que iba a editar Warner para apoyar un año de celebraciones, y teniendo en cuenta que el objetivo final era intentar aumentar la popularidad de Cooper/Los Flechazos a nivel no especializado, pensé que lo mejor era hacer un recopilatorio de "mini-éxitos", las canciones más conocidas y también las que mejor se adaptaran a los conciertos que íbamos a hacer este año. 

 

Particularmente me ha llamado la atención la inclusión de un único tema (“En tu calle”) del “Alta Fidelidad”, trabajo que marcó el comienzo de tu relación con Elefant, y en mi opinión el disco más infravalorado de Los Flechazos, cuando está repleto de grandes temas además de obtener el sonido más contundente que le recuerdo a la banda en estudio. Aunque recuperas un gran éxito como “Cansado” del mini-LP “Días Grises” (y que posiblemente sea la canción más definitiva para servir como nexo entre Flechazos y Cooper), pero echo de menos más repertorio de la época Elefant de Los Flechazos. ¿Qué opinas al respecto? 

 

Pues tienes razón. Me hubiera gustado incluir "No Hay Solución" y "Si Tú te Vas" de Alta Fidelidad y "Días Grises" del mini Lp, por ejemplo. Lo que pasa es que Popcorner lo edita Warner, con la colaboración de Elefant, que licencia las canciones que son suyas. La etapa que se buscaba recuperar era la de Los Flechazos más clásicos, que es DRO (Warner), porque es la que más echa de menos el público. Y además era necesario un equilibrio DRO/ Elefant que en realidad no existe, pues yo he estado 8 años en DRO y más de veinte en Elefant... Tuve en cuenta que se acababa de reeditar "Preparados, Listos, ya!" y por eso no está "No Voy A Cambiar", también que se acababa de reeditar "Fonorama", por eso sólo hay una canción de ese disco... A pesar de que desde el principio hubo un gran entendimiento y todo el mundo era muy receptivo con el proyecto, yo tenía algo de miedo a que una de las partes se sintiera menos valorada, así que he buscado el equilibrio. Y creo que ha quedado bastante natural. Sólo me he permitido incluir "Daño" y “Gogo Girl", como canciones "no hits" en sentido estricto, pero es que "En Acción!" es un disco que me gusta mucho de Los Flechazos.

 

Hacer una gira virtual por internet o regalar un viaje en globo aerostático a los fans son ejemplos de lo cuidadoso de tus promociones y del deseo de ofrecer al seguidor algo especial y diferente. ¿Se puede todavía innovar en este negocio en el que todo parece inventado?

R: Yo creo que sí, que hay muchas cosas por hacer. Y no te olvides de La Gira del Aperitivo, que parece que ahora es algo normal tocar al mediodía y para todos los públicos, pero cuando la planteamos nosotros fue un cierto reto, un riesgo que no sabíamos a dónde nos iba a llevar. Yo siempre estoy maquinando, a veces no consigo salirme con la mía... como cuando quise alquilar un camión escenario pequeño, de alguna orquesta que lo tuviera parado en invierno y hacer una gira tocando en plazas, al mediodía en una ciudad y por la tarde en otra. (Risas), cómo se reían de mí estos, yo me lo hubiera pasado teta. El año pasado montamos en León un mini tour por las tiendas guays, una especie de campaña de apoyo al comercio local, tocando con The Bright, ArselRandez y RobdeLion en acústico... Lo llamamos Pop'n'Shop y fue genial. Yo tengo muchos defectos, pero también tengo buenas ideas. El Purple fue una buena idea, Los Flechazos también, el Internet Tour, Ediciones Chelsea es una buena idea. Sabes que una idea ha triunfado cuando los demás la copian y al final todo el mundo se olvida de que fuiste tú el que lo hizo primero.

 

Hay que incidir (y más en estos tiempos de barra libre y “cultura gratis”) en la importancia de un disco como Popcorner tanto en contenido (innegable) como en continente. El valor de un disco como objeto artístico. La presentación y el libreto interior hacen salivar a cualquier aficionado. ¿Hasta dónde ha llegado tu responsabilidad en ese aspecto? ¿Y en la elección de los participantes de los textos? 

Después de que Warner me encargara la reedición del tercero de Los Flechazos para el Record Store Day, cuando surgió este proyecto todo el mundo tuvo claro que me tenía que encargar yo del diseño. Trabajo con Óscar de la Huerga, que me ayuda con los carteles de Cooper, con Ediciones Chelsea y con casi todo lo que hago. Él se encarga de la "realización" de los diseños, yo voy con la idea, me siento a su lado y vamos probando: colores, fotos, tramas... Suelo tener bastante claro lo que buscamos, aunque algunas veces no funciona y hay que darle más vueltas. A veces tengo la sensación de ser un pesado, pero en realidad se ahorra mucho tiempo así, porque eso de "mándame cuatro ideas y yo elijo..." a mí me parece disponer del tiempo de la gente más de la cuenta. Para los textos lo consulté con los de Warner, ellos se encargaron de contactar con periodistas cercanos (me habían pedido una lista) y la gente fue escribiendo sus cosas. Coincidió con unos teasers muy chulos que grabaron a músicos, hablando de mi carrera, donde salen Sidonie, Guille Milkyway, Nacho Canut y unos cuantos más, y se pensó en pedirles algo escrito, pero a mí me pareció que era un poco abusar. Aun así, me hacía ilusión que Xoel participara, porque lo siento muy cercano y creo que él entiende la importancia que tiene para mí todo esto. Así fue el único músico, acompañado de todos los periodistas. Y a la hora de elegir cuáles iban en el vinilo (no cabían todos), decidimos que usaríamos el texto más "historicista", que se lo habían encargado a Alex Oró, y uno más personal. Y el que más me gustó fue el de Javier Becerra, que es otro personaje que adoro. Galicia Rules.

 

La anterior pregunta me ha hecho recordar que en alguna ocasión, cuando Los Flechazos se pasaron a Elefant, me has comentado que el paso a la nueva discográfica supuso una mayor libertad precisamente a la hora de tomar decisiones sobre temas como el art work de los discos. ¿Qué más diferencias podrías recalcar entre una discográfica de toda la vida, como ha sido DRO, y un soplo de aire fresco como fue Elefant? 

Elefant es mi casa y yo estoy feliz con ellos y nos entendemos muy bien y siento que no hay otro sitio para mí. Es una relación que va más allá de lo laboral, son mis amigos "de verdad", casi familia. Pero en Warner esos meses he estado de lujo, también genial. Es todo más grande, y más complicado, pero han hecho un trabajo bestial, volcándose en un artista que ni siquiera es suyo al 100%. Y son igual de comprometidos con la música que la gente que conozco de indies. Lo que pasa es que te tienes que adaptar: como tienen tanto trabajo pueden estar veinte días sin contestarte un mail o sin contactar, pero es porque están con otra campaña que los absorbe. Y cuando te toca a ti, entonces van a saco, te mandan mails un domingo a las 8 de la tarde, no descansan nunca, y cumplen objetivos a lo bestia, cuidando TVE y también el blog más mínimo que te puedas imaginar. Y una vez que han hecho esto, van a por lo siguiente... No es que te olviden, lo que pasa es que no paran, y hay mucho que hacer. Yo lo he vivido con mucha ilusión, aprendiendo mucho sobre el negocio y redescubriendo un ambiente que tenía olvidado.  Mola volver a verlo, aunque no sea el mío.

 

No obstante, que en 30 años de carrera sólo hayas estado en dos discográficas, creo que da muestra de tu "alta fidelidad" por ambas escuderías. Una fidelidad también reconocible para con Hook Management. Se diría que eres de esos artistas a los que les gusta la estabilidad que produce el trabajar con gente conocida durante varios años.

(Risas) sí, soy bastante "conservador". Hook siempre estuvo ahí, tenía que aparecer el proyecto en el que pudiéramos trabajar juntos. Para divertirnos. Y ha sido éste. Si te fijas en su facebook, ni siquiera estoy en el rooster de su cabecera. la relación es de otro tipo. A mí me va bien. Y no te olvides de que hemos grabado las dos canciones nuevas con Eugenio Muñoz, que ya nos había hecho discos de Los Flechazos y es un crack. Ha sido una celebración en toda regla, un reencuentro. Como tiene que ser.

 

Hay otra fidelidad a lo largo de tu carrera y tu vida que particularmente me parece encomiable y emotiva, la que se refiere a la relación con tu ciudad en principio adoptiva, pero que ya no debiera considerarse así, de León. Una ciudad a la que no has querido renunciar y has ayudado junto a otra gente activista de la música (pienso en Juancho López, por ejemplo) a crecer en agitación y movimiento cultural. ¿Cómo ves el momento actual de la capital leonesa en ese aspecto?

Como en todas las ciudades que conozco, hay demasiada oferta para tan poco público. León es mi base de operaciones, pero he dejado de preocuparme por mejorar la escena, por conseguir mayor visibilidad del rock en la ciudad, he dejado de sentir que era mi obligación. hay momentos puntuales, como lo del Pop'n'Shop que te comentaba antes, en los que vuelvo a ilusionarme con la idea de "trascender", de cambiar un poco el paisaje y que la balanza tienda hacia mis intereses, pero se me pasa... Es una ciudad preciosa, pero se han olvidado de su propia tradición musical. Y te estoy contestando esta entrevista desde Granada, así que ya te puedes imaginar lo que se  me pasa por la cabeza... 

 

Siguiendo en esta línea, y sabiendo de tus inquietudes no sólo como músico e interprete si no como aficionado, ¿qué es lo último que has escuchado que te ha impactado y puedas recomendar a nuestros lectores?

Hice una promesa: no iba a volver a recomendar nunca más discos ni canciones de grupos actuales. Parece, cuando lo lees, que el entrevistado está justificando su lugar en el mundo en base a su conexión con la actualidad, y resulta muy forzado para mi gusto. Yo escucho mucha menos música que hace años y no estoy tan al día como vosotros, yo creo que ese papel lo tenéis que jugar los que escribís en medios, no quiero robaros vuestro lugar de "preceptores". Si te cuento lo último que he descubierto... se llaman BRONCO y son de 1971, no te digo más...

 

Los que tuvimos la suerte de asistir al (creo que ya se puede considerar) histórico concierto de La Riviera que servía de presentación a este trabajo, pudimos comprobar la importancia que ha tenido el cancionero de Los Flechazos para toda una generación de aficionados al pop (mods y no mods) en España. No vamos a preguntarte por una reunión de Los Flechazos porque sabemos que es tan inviable como que Paul Weller reúna de nuevo a The Jam, pero, ¿qué nos puedes contar del futuro inmediato y de próximos conciertos con este repertorio?, ¿va a haber más sorpresas como ver a Elena y Héctor en el escenario?, ponnos los dientes largos. 

Yo pensaba que íbamos a tocar un montón, que nos saldrían muchos conciertos, pero hemos aterrizado con Popcorner en un año extraño y la gente cercana está convencida de que la gira de 091 ha eclipsado este proyecto  porque ellos se han llevado el gato al agua en el asunto de la nostalgia. Puede ser. Pero igual esto lo hace todavía más especial, porque ésa era la idea, que cada actuación fuera una gran fiesta en la que el público sintiera que estaba presenciando algo irrepetible. Como pasó en La Riviera. Ahora vamos a tocar en Bilbao y Barcelona, y tenemos algunos conciertos más previstos en Galicia, León y Valencia. Y lo del Atleti (Festival Cultura en Rojo y Blanco, 5, 6 y 7 de Mayo en El Matadero de Madrid, n.de la r.), que me apetece mucho. Saldrán más cosas, queda tiempo hasta final de año, pero en Diciembre diremos adiós a la Era Pop, como había prometido.

 

Yo soy de la opinión por otro lado de que, instrumentalmente, estás rodeado ahora de mejores músicos que nunca. Siento especial debilidad por Mario Álvarez, guitarrista simbiótico que parece encajar como un guante a tu lado. Como Mick Ronson para Bowie. ¿Qué nos puedes contar de la importancia de Mario en tu carrera reciente, y de tu banda actual? 

Ha sido un gran apoyo. En lo personal es un gran amigo, y toca que te cagas además. Tiene un ampli muy feo y su acústica es prestada, pero a él todo le suena bien y ya me he acostumbrado. Es más imprevisible que yo, creo que hacemos buen tándem..

 

Aprovechemos la ocasión para que nos hables de tu prolífica carrera de editor literario. Sirviendo, desde Ediciones Chelsea, de instrumento para que muchos músicos españoles de distintas generaciones y escenas nos sorprendan desvelándonos su mundo interior a través del papel. ¿Estás contento con la respuesta que están teniendo los libros editados?

Sí, mucho, ahora mismo me pillas en la Feria del Libro de Granada. Hemos inaugurado una exposición de fotos de los autores, y estamos presentando tres libros de la colección Mis Documentos. Todo está saliendo sobre el plan previsto, el libro de Los Nikis ha sido un exitazo y creo que lo que estamos preparando de Nacha Pop va a gustar mucho. Y para una siguiente tanda de la colección ya tengo varios contactos hechos que te van a gustar, un poco de vuelta a las raíces.

 

Tengo la sensación de que realizas una tarea leonina y muy amateur, en el buen sentido de la palabra, con las presentaciones y distribuciones de los libros. Quiero decir que tú mismo viajas a las presentaciones o librerias para mover el material. Todo ello compaginado con la actividad de Cooper, debe ser agotador. ¿Dónde está el secreto para que te cunda el tiempo?

Pues es que tengo la sensación de que el tiempo se me acaba, y no quiero quedarme a medias. Seguramente mi vida sería muy diferente si hubiera tenido un gran gran éxito con veinte años, pero me ha tocado picar piedra y lo hago bien feliz. Debo de ser muy currante, poco workingclass pero muy currante en esencia. Me gusta cuidar los detalles y estar allí donde pasan cosas. Me gusta disfrutar de lo que te ofrecen las experiencias como la editorial: la gente con la que trabajas, las tiendas donde vendes, las entrevistas a los autores. El secreto es que tengo miedo, Pepe, miedo a perdérmelo.

 

Siguiendo con Chelsea, ¿estás abierto a que haya un cambio de línea editorial, o vas a seguir centrado exclusivamente en libros escritos por músicos? 

Habrá más libros, y algunos no los escribirán músicos, seguro. Pero no habrá novela, ni novela gráfica, ni enciclopedias. Libros de fans y para fans.

 

Personalmente creo que había un vacio en la literatura musical española y que es un género que nunca se ha tratado de la manera que se merecía, hasta los últimos años, gracias a propuestas como la tuya, 66 RPM (editorial vinculada a la revista Ruta 66), o editoriales especializadas como Milenio, en los que estamos viendo obras de gran calidad. ¿Por qué crees que se ha tardado tanto en apostar por este género en España? 

Porque había pasta suficiente en otros lados y aquí todo se mueve por dinero, no hay una inquietud cultural. Chelsea nació por necesidad de dejar testimonio sobre algo que había pasado y de lo que nadie había publicado. Siempre estamos a vueltas con la escena... ¿Quién ha creído en la escena? Tuve que esperar demasiado tiempo para ver a bandas nacionales en las portadas. Si no quieren contar nuestra historia, pues no pasa nada, ya la contaremos nosotros. Esa idea me tenía comida la cabeza, me lié con esto casi como provocación. ¿No te parece importante lo que Jonathan Vidal ha vivido y tiene que contar? Te vas a cagar...

 

Otro tema es el de las publicaciones musicales, donde creo que excepto casos como el longevo Ruta 66, no hemos gozado de una prensa musical consistente al estilo de la anglosajona, pero sin embargo sí que hemos vivido unas décadas (80 y 90) con una gran explosión amateur fanzinera y con publicaciones de mucha calidad. Tú mismo has formado parte de ese movimiento con el fanzine Pussycat. ¿Qué recuerdos guardas de la época fanzinera? ¿Crees que los webzines cubren esa labor que hacíais los fanzineros con tanta pasión y cariño?   

 Muy buenos, tan buenos que yo sólo concibo como constructiva la labor de la prensa musical que funciona como "magisterio", hablándome de bandas que conocen más que yo y ayudándome a entender por qué son importante y por qué las tengo que escuchar y cómo. Muy fan, ya lo sé. "Entonces, ¿sólo puedo hablar de los grupos que me gustan? Pues no hay tantos..." El mundo puede sobrevivir sin tus críticas descreídas, haznos un favor, habla sólo de lo que te gusta, no te lo tomes como una profesión. Yo no creo en las firmas, son mentira, la firma que de verdad importa (y no mucho) es el nombre de la cabecera en la que escribes. Por eso los fanzines y los blogs son mis aliados, me ayudan a disfrutar. Basta de tristes, basta de esforzaos. Yo quiero bailar ("toda la noche..")

 

Volviendo al Alex músico, la trascendencia de tus canciones en el público, en los aficionados, está fuera de toda duda. Pero también has influenciado a muchos nuevos músicos de pop que se arman a buscar la melodía pluscuamperfecta. ¿Percibes tal ascendencia sobre los nuevos grupos de pop?

No, la verdad. Nunca me he visto como una influencia para los demás, igual porque estoy demasiado incrustado en una tradición que pretendo respetar. Yo hago mis cosas, pero esa parte de mi creación que sé que es mía, ésa no la veo en otra bandas. Lo que sí que puedo ver es mi parte "didáctica", puedo ver a gente que se acerca a Badfinger, los Small Faces o Hurricane #1 porque me han oído hablar de ellos.

 

En 1990 cantabas "cuando era pequeño quería ser feliz y soñaba con lograr lo que ahora tengo ante mí" ("Lo consegui"), eran los tiempos del tercer LP de Los Flechazos, que ya se convertían en referentes del pop nacional (y el grupo mod más representativo). 26 años después, lo conseguido es todavía mucho más. ¿Realmente tenías tan claro que ibas a tener una carrera tan larga? ¿Seguir vinculado siempre a la música y no descolgarte la guitarra para buscar un trabajo "normal" como tantos coetáneos tuyos a los que has visto caer en tales tesituras? 

Qué va, con lo que había vivido entonces yo ya me daba por satisfecho. A veces me arrepiento de no llevar una vida normal, a veces me gustaría poder planear las vacaciones de verano o cambiar de coche. Pero no me puedo quejar. Sobre todo porque tengo al lado a personas muy cómplices y muy queridas. Es fácil ser feliz así de bien acompañado.

 

Eres parte de una magnífica generación de músicos españoles que nos han regalado excelente música, y que además gran parte de ellos siguen, seguís, en activo. ¿Cómo ves el estado de forma de viejos camaradas como Sex Museum, Los Negativos, Enemigos, o esos 091 que han vuelto por todo lo alto? 

Les veo a todos muy bien, haciendo discos y tocando mucho. Pero te confieso que yo no me veo como parte de esa generación, aunque supongo que la gente, desde fuera, sí que me identificará con ellos. Yo siempre he sentido que era el más pequeño de la pandilla, y ahora me resulta extraño ser el mayor en mi círculo. Me gusta verles bien, a todos, y les tengo cariño, pero yo siento que mi camino es muy distinto. No lo sé explicar bien.

 

Pues esto es todo Alex, muchas gracias por tu tiempo y atención y muchas felicidades por estos 30 años, ¡esperemos que sean otros 30 más al menos!

 

Autor: Pepe Kubrick


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar