Elige un año:
t

13/01/2015

Je Ne Sais Pop [Es]: "Hablamos de Nosotros" [Crítica]

Share |


 

 

 

Entre los grupos de los ochenta que los sellos independientes de nuestro país están rescatando del olvido (Ataque de Caspa, Aerolíneas Federales, Los Suspensos…) destaca el caso de Oviformia SCI, una banda singular por numerosos motivos que tarde o temprano tenía que ver sus canciones, jamás editadas, recopiladas. Lo de menos era en realidad que Clara Morán fuera hija del ministro de Asuntos Exteriores Fernando Morán, y sobrina de Leopoldo Calvo Sotelo (!). Lo de más es que el grupo participara en el minifestival Simposium Tecno con Aviador Dro en la mítica noche que terminó con detenciones y que sus miembros aplicaran máximas tipo “prohibidos los punteos” al tiempo que se preocupaban más por la performance que por dejar registrado para la posteridad su talento. Atentos: no llegaron a grabar porque les interesaba más lo artístico, no “el grabar por grabar” y porque no pudieron contar con Trevor Horn (Frankie Goes to Hollywood) o Martin Rushent (The Human League, The Stranglers, Buzzcocks) a los mandos de la producción. Así de claras tenían sus ideas.

Y más difícil todavía: aunque en el estupendo digipack editado por Elefant tras los esfuerzos titánicos realizados por Luis Calvo y el locutor Jesús Ordovás se ha incluido una larguísima entrevista hecha por Borja Prieto, no hay mención a las composiciones que Luis Prosper realizaría años después para los mejores Fangoria, de ‘Electricistas’ (también con Clara Morán) a ‘No sé qué me das’ pasando por ‘Eternamente inocente’, ‘Me odio cuando miento’ y ‘Hombres’. Las canciones aquí reunidas no tienen tantas posibilidades comerciales, pero sí son visionarias y excitantes, influidas probablemente por el éxito de ‘Enola Gay’ de OMD unos meses antes de 1981, y vinculable a proyectos coetáneos como ‘Dare’ de Human League, o ligeramente posteriores como Almodóvar & McNamara (sobre todo en algunos fraseos) o La Mode (El Zurdo, entonces en Paraíso, intentó infructuosamente ser parte de Oviformia SCI).

‘Hablamos de nosotros’, que llegó a tener videoclip, es la canción que ha sido escogida para titular, abrir y presentar este recopilatorio y es una buena introducción a la banda, pues aunque la letra esté llena de misterio y ambigüedad, también lo está de moderna atemporalidad (“tu vida es información”, “mi vida es información”). Los campos semánticos que les interesan están muy definidos, próximos a la citada formación de Servando Carballar y a sus amigos Los Pegamoides. A los primeros recuerdan en el gusto por lo digital, los robots y las polaroids; y a los segundos en las citas a las revistas de moda, en algún comentario político en tono jocoso y en el retrato del costumbrismo “cool”: ‘Una nota di Bianco’ es berlanguiana incluso antes de que Carlos se hubiera desarrollado del todo como artista.

Los burbujeantes sonidos de ‘La Luna La Nuit’ o el remix con niños de ‘Mi teletipo (featuring Clic)’, que pide a gritos una remezcla de PC Music, confirman lo avanzados que fueron Oviformia SCI. El tracklist del disco tiene sus altibajos, con infinitas revisiones de ‘Fashion Magazines’ y canciones grabadas en directo (aunque sin sonido de público), consecuencia del gusto del grupo por no grabar profesionalmente casi nada y de ir cambiando constantemente su repertorio (a veces ni tocaban ‘Hablamos de nosotros’). Así, la políglota ‘Mao’s Children’ no es una de sus mejores composiciones. Sin embargo, el álbum seguramente no se ha secuenciado en la búsqueda del disco perfecto de Oviformia que nunca existió, sino que se ha elaborado como exhaustivo ejercicio de documentación y rescate. Como tal, vale su peso en oro.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar