Share |

Biografía

Apenas cuentan con tres conciertos en su nómina, pero el rock'n roll garagero de melodías sixties y detalles de psicodelia pop de este quinteto londinense liderado por Simon (que fue en su momento líder de los maravillosos THE LOVES),nos ha atrapado irremediablemente. Con la poderosa y versátil voz de Sarah al frente, KNICKERS firman un EP de cuatro canciones completísimo, con una gran hit de ecos rockanroleros, empujados por los dejes alucinógenos de los sintetizadores, que es “My Baby's Just A Baby (But I Love Him So)”, para pasar a continuación a “Are You Ready Girl?” (versión de Dave Davies de los años 60 que en principio fue pensada para un disco en solitario del que fuera parte importante de THE KINKS, pero que no salió hasta décadas después en discos de rarezas), un tema que cambia de tercio para mostrar sus querencias por el soul aterciopelado de Sam Cooke y Otis Redding. “A Thousand Ways” comienza y parece una canción de THE BYRDS pero acaba resonando como si BELLE & SEBASTIAN se pusiesen a hacer Northern Soul. ¿El resultado? Colorista y emocionante como pocos. Y sin embargo, “Darling” tira por el sonido girl-group más chicloso, pervertido por guitarras distorsionadas y una batería agresiva y sucia, lo que no quita para que la melodía principal se nos quede pegada al tímpano sin posibilidad alguna de liberarla de nuestra cabeza.

 

 

Cuatro estilos muy diferentes, perfectamente hilados, trenzados a base de grandes melodías, demostrando una increíble habilidad para las melodías adictivas, y haciéndonos pensar que probablemente KNICKERS es uno de los grupos que más alto apunta en la actualidad británica, ya que cualquiera de los temas incluidos en este single de vinilo de color rojo con el que debutan podría ser canciones titulares del single y reventar radios. Su nombre nos lo dice todo. 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar