Elige un año:
t

16/04/2015

La Pop Life [Es]: "You Are The One" [Entrevista]

Share |


Cristina Quesada

 

 

 

ESTEBAN CISNEROS

FOTOS: Elefant 

Cristina Quesada, de Fuerteventura (en las Islas Canarias, España, casi África), se ha convertido en una favorita de esta humilde casa. Su música es un twee repleto de sacarosa con actitud y buen gusto, totalmente desprejuiciado; parece que vive en un universo alterno de chicle de anís, sorbete de napolitano (dotación vitalicia), películas musicales con coreografías remilgadas, instrumentos de juguete y discos de sunshine pop. 

Puro escapismo. Es, por supuesto, el mismo universo Elefant Records que a veces puede hacerme desertar amedrentado, temblando ante el pensamiento de un coma diabético/musical, pero que en la dosis adecuada es el remedio perfecto para el aburrimiento. 

Quesada, quien además es actriz (trabaja en un programa de televisión para niños y ha participado en varios cortos, mediometrajes y obras de teatro), me parece una suerte de voluble y demente anacronismo que me gusta: parece una chica nouvelle vague atrapada en un pasado de postal parisina de los cincuenta que pasa de la euforia más perturbadora a la nostalgia más acentuada. Carga un ubérrimo ukelele a todos lados y canta canciones viejísimas como si fueran un éxito-radial-de-hoy.

Pero, sin decir agua va, pasa a cantar canciones novísimas como si fuesen standards de ayer. No hay ni poquita ironía en su errar, cosa que también me gusta; es puro candor y sencillez y juventud naïf. Y si me he puesto todo alfeñique y majareta es porque allá, de fondo, suenaPineapple Princess, el EP que lanzó en 2013 (a partir de una demo más vieja que circula en la red).

 

 

Pero ya también está en el estante su primer LP, You Are The One, que acaba de ser lanzado por Elefant Records y producido (como el EP) por Javi y Coral de Band À Part y Luis Elefant, con una participación en los créditos de composición del gran Paul Bevoir.

El disco tiene once pistas, entre versiones delirantes a clásicos pop y nuevos temas; es el paraíso del fanático del twee. Cristina se dio un tiempo para platicar con nosotros entre la preparación de sus exámenes de fin de ciclo y un viaje al Wales Goes Pop, festival del que ya es asidua. Sus respuestas dejan claro que está encantada de conocerse y que esa pinta brillante y vivaracha que muestra en sus vídeos no es parte de su personaje, sino de su persona:

 

Hola, Cristina, la chica del ukelele. ¿Quién es, en realidad, Cristina Quesada?
(Risas*) ¡Qué buena pregunta! ¿Cristina qué? ¡La verdad es que no lo sé, pero me gustaría conocerla!

 

¿Cómo te iniciaste en la música? Entiendo que estudiabas violín desde muy joven, pero el interés por el pop, ¿fue gradual o tuviste un momento de epifanía?
Creo que soy amante de la música desde que tengo uso de razón. En casa siempre se ha escuchado mucho Beatles, Beach Boys, Carpenters… ¡todo eso! Mi hermana mayor ha sido mi principal influencia musical y ha hecho que desde muy pequeña escuchase a grupos como Los Fresones Rebeldes, Los Flechazos o La Casa Azul, cuyas canciones me han acompañado, por suerte, a lo largo de mi vida hasta ahora. A partir de ahí fui descubriendo poco a poco nuevos grupos gracias a discográficas como Elefant Records. ¡Y esto ha sido un no parar!

 

Me da la impresión de que vienes de una familia muy artística. Entiendo que varios de los Quesada hacen cosas como video, fotografía, y tú actúas y te dedicas a la música…
(Risas, de nuevo.) ¡Sí! Mi madre fue maestra de música muchos años y algo que tenemos en común mis dos hermanas y yo es que desde pequeñas hemos ido a clase de solfeo. Yo estudié violín y ellas piano. Además mi hermana Dara ha estudiado Diseño de Moda y es la que me ha sacado las fotos de portada y de promo del single “Pineapple Princess” y las de mi LP, You Are the One. Además, ella y Santiago Esteban hicieron el videoclip de “Pineapple Princess”.

 

¿Cómo fue tu infancia en las Canarias? ¿Cómo la enlazas con tu trabajo?
Viví en Fuerteventura hasta los 17, justo antes de mudarme a Madrid para estudiar en la Universidad. Guardo muy buenos recuerdos, sobre todo de mi familia y mis amigos. Además, pese a ser un sitio muy pequeño yo siempre estaba ocupada: si no era el colegio o el instituto, eran las clases particulares, el tenis, ballet, clases de violín, y de vez en cuando tenía la oportunidad de trabajar en algún cortometraje y alimentar mi amor por el cine y el arte. Eso siempre me hacía muy feliz.

 

Cristina Quesada 3Trabajas en un programa televisivo. ¿Cómo es aquello?
Trabajo en un programa infantil que se emite en la Televisión Canaria que se llama El Club de Archi. Es gracioso, porque un día, mientras preparaba mis exámenes finales (como ahora), me llegó un anuncio de un cásting para el que buscaban “una chica que fuese mayor de edad pero que pudiese aparentar entre 13 y 14 años y que fuese divertida y dicharachera”. No me lo pensé mucho y decidí que quería presentarme, pero unos días más tarde me llamaron para decirme que habían visto el primer videoclip de “Pineapple Princess”, con la versión de la demo, y que querían verme directamente en Tenerife para hacer prueba de cámara. ¡Y así hasta hoy! Ya llevamos tres temporadas, grabo en verano todos los capítulos. Es intenso, pero muy divertido. La productora La Casa Animada cuenta con unas personas maravillosas que todos los veranos son como una segunda familia para mí.

 

¿Por qué un ukelele? ¿Y cómo distinguirse de toda la gente que también lo está tocando en clave indie o folk?
Recuerdo escuchar canciones con ukelele y me parecía un instrumento mágico. Mi primer ukelele fue algo muy preciado y desde el día que llegó a casa (por correo) empecé a tocar. Quedé enamorada de su sonido. ¡Me lo llevaba a todas partes! Eso no lo podía hacer con mi guitarra, menuda diferencia ir al instituto cargando con ella que ir con mi ukelele. Realmente no tengo como principal objetivo diferenciarme de otros grupos que utilizan el ukelele para darle un toque indie o folk, sino más bien tocar canciones de la manera que me gusta. Interpreto las canciones como me salen; soy más natural, intuitiva.

 

The Jetset es uno de mis grupos favoritos… ¿Cómo fue tu contacto con Paul Bevoir, con quien coescribes algunos de tus temas?
La historia de cómo conocí a Paul es genial, es una de las muchas cosas que le debo a internet. Yo también soy muy fan de The Jetset y hace unos años decidí enviarle una solicitud de amistad a Paul en MySpace. Empezamos a hablar y descubrimos que teníamos muchas cosas en común. ¡Nos hicimos muy amigos! Así que es natural que esté muy contenta de que forme parte de mi proyecto musical y que pueda tener canciones escritas con un músico con tanto talento.

 

¿Cómo se dio tu fichaje con Elefant Records?
Cuando me compré mi primer ukelele empecé a tocar versiones de mis canciones favoritas en mi habitación y un día comencé a grabar demos en mi ordenador, solo para mí. Como fan de Elefant Records, yo ya conocía a Luis Calvo y a Montse Santalla (cabezas visibles del sello), desde hacía mucho tiempo, pero fue en un concierto de Band À Part, en Madrid, cuando tuve la suerte de conocerles y más tarde en un concierto de Guatafán le dije a Luis que había grabado una demo de “Viaje a los Sueños Polares” de Family con el ukelele. Lo hice solo como algo “gracioso”, pero me dijo que se la enviase. Abrí una cuenta en Bandcamp donde publiqué algunas de mis versiones y al poco tiempo toqué por primera vez como invitada especial en una Fiesta Elefant en Madrid. A partir de allí empezamos a trabajar en mi primer EP. 

 

Cuéntanos un poco más de la grabación de ese EP: de tu primera demo de “Pineapple Princess” (que tiene un video muy divertido) a la versión del EP (cuyo video es también genial) hay un trecho…
¡Fue muy emocionante! Nunca había grabado en otro sitio que no fuera mi habitación, donde siempre estábamos a solas mi ukelele y yo, así que recuerdo que grabar en El Laboratorio deBand À Part me tenía un poco nerviosa, pero también con muchísimas ganas ya que además soy muy fan de ellos. Javi y Coral son maravillosos e hicieron que todo fuese muy cómodo y divertido. La versión de “Pineapple Princess” del EP es muy distinta de la demo por el proceso de grabación: pasé de grabar solo ukelele y voz a oír mi voz con los arreglos de Paul Bevoir. Fue cuando me di cuenta de que todo esto era una realidad y que de verdad iba a sacar un single con Elefant.

 

Cristina Quesada 4¿Cómo eliges las canciones que interpretas? Hay de todo: de los hermanos Sherman a The Jesus & Mary Chain, pasando por France Gall y Family. Una constante hay: buen gusto.
¡Muchas gracias! Me suelo decantar bastante por aquellas canciones que signifiquen algo para mí o que me hagan sentir de una manera especial. Lo más bonito de hacer versiones es interpretar mis canciones favoritas de la manera en la que me llegan y me hacen sentir.

 

Ahora tienes un LP. ¿Cómo fue el proceso, la grabación? El ukulele queda un poco de lado en este disco…
Hemos trabajado en el LP desde el año pasado, preparando las canciones, ideando la portada… Es un proyecto en el que todas las personas que colaboramos hemos puesto mucha ilusión y dedicación. Es un álbum con nueve versiones y dos canciones compuestas con Paul, todas grabadas de nuevo en el Laboratorio de Band À Part.

 

En las presentaciones en vivo usas pistas pregrabadas, porque por lo general estás sola en escena, con tu ukulele. ¿Hay algún plan de hacerte acompañar de un grupo en el futuro o de cambiar el formato? ¿O te encuentras cómoda así?
Normalmente toco sola. Al principio me daba un poco de miedo; ahora estoy bastante acostumbrada, aunque siempre es divertido tener a alguien que te acompañe. Hace un año toqué en Zaragoza con Capitán Sunrise y fue muy guay, nunca había tenido a tantas personas tocando conmigo en un escenario. Andreas Jonsson, de Alpaca Sports, también me ha acompañado en el concierto de octubre en The Lexington en Londres y en Madrid. No sé, de momento seguiré tocando sola pero no descarto tener a alguien más conmigo en el escenario de vez en cuando.

 

Grabaste tu último videoclip (“Just Like Honey”) cerca de Canterbury. ¿Cómo se dio aquello? ¿Y cómo haces para moverte de un lado a otro? Fuerteventura, París, Londres…
Este año estoy viviendo en Canterbury porque estoy estudiando con una beca Erasmus, así que Chris Croft, el director del video, y yo decidimos grabar en Herne Bay, un sitio muy bonito en la costa. De ese día guardamos bastantes anécdotas, sobre todo acerca del frío que hacía: ¡estábamos a 4 grados y yo sin abrigo! A Fuerteventura, como los demás años que he estado fuera, solo me puedo escapar cuando tengo vacaciones, pero vivir en Canterbury este año me ha dado la oportunidad de estar de un lado al otro entre dos de mis ciudades favoritas: Londres y París, que están a solo un par de horas en tren.

 

Sé que es una pregunta difícil, fastidiosa, pero no puedo evitar hacértela, como para confirmar tu universo de referencias. ¿Puedes nombrarnos diez discos esenciales para ti?
A Hard Day’s Night, de los Beatles; Tapestry, de Carole King (el primer disco que compré); If You’re Feeling Sinister, de Belle and Sebastian; Carpenters, de los Carpenters; Baby Bop, de France Gall; Tea for the Tillerman, de Cat Stevens; Pic-nic, de Pic-nic; ¡Es que no hay Manera!, de Los Fresones Rebeldes; Greatest Hits, de ABBA, y el soundtrack de Melody.

 

¿Qué sigue para Cristina Quesada?
Ahora estoy muy contenta con el lanzamiento de mi primer disco largo con Elefant, pero también me gustaría intentar dar conciertos y seguir con canciones nuevas poco a poco. ¡A seguir!

 

C/S. 

 

* ¡Guau! Siempre quise poner “(Risas)” en la transcripción de una entrevista. ¡Lo logramos!


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar