16/10/2015

IKO CHÉRIE: Publica su primer disco “Dreaming On”

Share |


imagen foto

Marie Merlet nació y creció en Burdeos, donde su relación con la música siempre ha sido constante. Incluso mientras desarrollaba sus estudios de cine, época en la que contaba con un programa de radio en la emisora Nova Sauvagine. Todo cambió el día que conoció a Laetitia Sadier. En aquella época Marie tocaba en miles de grupos: un girl-group de versiones de los sesenta, una banda de punk al estilo de Washington DC y alguna que otra propuesta de electrónica experimental. Pero cuando la que fuera cantante de STEREOLAB le pidió que se uniese a MONADE y comenzase a grabar y girar con ella, ya no hubo vuelta atrás. De Burdeos a Londres, donde continuaron los proyectos musicales, como el dúo electrónico ZOOEY o el pop dulce de LISBONNE. En 2013 comenzó a grabar canciones sola en su casa de Londres, y el resultado es este “Dreaming On”, un disco mezclado con SCHNEIDER TM en Berlín y masterizado en Barcelona por Xavier Alarcón.

“Dreaming On” es un disco especial, y lo es por muchas razones. Primero por su inconfundible sensibilidad pop, que se debate inteligentemente entre lo dulce y lo amargo. Y es que el primer disco de IKO CHÉRIE está dedicado al sueño y su capacidad al mismo tiempo de ser tan catártico como ilusorio, de hacerte viajar por mundos desconocidos al mismo tiempo que te mantiene con los pies lejos del suelo. Segundo porque se nota el bagaje y la cultura musical de una artista que ya ha jugado con muchos estilos, y que pone casi todos ellos en juego en un álbum que, como no, tiene mucho de sus orígenes franceses (Françoise Hardy, France Gall, LES PARISIENNES,son referencias indiscutibles), pero que actualiza aquellos sonidos con atmósferas efervescentes y nebulosas, y los agita con otras influencias como la electrónica más ambiental, el lounge espacial o la música brasileña, por nombrar algunos. Tercero, porque su registro vocal le podría emparentar con Claudine Longet, Hope Sandoval, Blossom Dearie o Kahimi Karie, con las que sin duda guarda muchos puntos de conexión.

Con la ayuda de sus compañeros en MONADE, Julien Gasc y Emma Mario, y con una portentosa aparición de Laetitia Sadier en la grandiosa “Go Now!”, Merlet firma un disco emocionante. Como ese inicio con “If Every Song Could Break Your Heart” que nos lleva al “Anyone Who Knows What Love Is” de Irma Thomas, pero dándole un toque lisérgico que ya no nos abandonará a lo largo de todo el minutaje del disco. Ahí está el sentido de esa versión del “Dreamin’” de SUN RA. “Wild Child” le da un punto orgánico a las frágiles melodías y ambientes de LALI PUNA, mientras que “Colour Me Dark” apuesta por el indie-pop de ascendencia sixtie de pluscuamperfecta factura. “Comme Ferdinand Et Marianne” es puro doo-wop, y su primera incursión en francés en el disco, haciendo evidentes las conexiones que antes comentábamos. “Flowers For Brian” es una puesta en escena de su obsesión por Brian Wilson, mientras que “Le Jardin Des Plantes” es una ventana abierta al tropicalismo, más allá de la bossa nova. “Good To You Again” es puro easy listening cósmico y ese cierre increíble del disco que es “Even The Stars”, entre ecos de soul, rhythm&blues y aromas de Richard Hawley.

Uno de esos discos únicos y especiales, llenos de magia y seducción.

 

 




 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar