Elige un año:
t

19/12/2017

Je Ne Sais Pop [Es]: Mejores canciones 2017

Share |


68 La llamada Papa Topo ft Zaida Carmona


‘La llamada’ está “llamada” (perdón) a convertirse en un nuevo clásico de Papa Topo gracias a una melodía instantánea y preciosa llena de nostalgia. Una composición que gustará a fans del pop español e italiano de los 60 y 70 y que canta no Adrià sino Zaida Carmona, quien interpreta en el videoclip a la sufridora enamorada de la letra, que aguarda, desamparada, la llamada que nunca llega.

 

41 Tú conmigo Vitalic ft La Bien Querida

En un mundo lleno de remezclas aburridas y predecibles, hacen falta más artistas como Vitalic que se toma la molestia y la osadía de, en su lugar, rehacer completamente un tema suyo y convertirlo en una canción pop memorable. En este caso, ofreciéndoselo a una artista como La Bien Querida, que con su siempre particular punto de vista sobre el amor abraza el papel de una Cecilia del Siglo XXI en este feliz encuentro de aires retrofuturistas.

 

30 Abducida por formar una pareja Tronco

Aparentemente sencillas pero deliciosas e inteligentes son las canciones de los debutantes Tronco, que este año han brillado desde el prestigioso sello Elefant. Un canto -con influencias del pop de los 50- que enfrenta feminismo y romanticismo en ese “yo no quiero novios ni novias, ni nada susceptible de ser mentida, ser convencida, ser abducida por una pareja”. El miedo a la decepción, el deseo de ser independiente y el derecho a ser feliz simplemente con una misma topan con el encanto de un chico que puede hacer temblar pilares (o no). ¿O era el de un gato?

 

8 7 días juntos La Bien Querida ft Joan Miquel Oliver

Esta canción y el vídeo de Juanma Carrillo, dignos de un segundo a segundo, conjugan algunos de los rasgos más identificativos de La Bien Querida (su tono aparentemente indiferente, sus características letras costumbristas, a estas alturas también los teclados) con un atractivo nuevo sonido entre la cumbia -por ritmo- y el dub -por ese bajo juguetón y hundidísimo-, aunque aquí lo mejor es el desarrollo de la historia, casi una película. La de la frustración de que “alguien que no te deja de mirar” pase al cabo de unos días de ti, hasta que años después se produce un encuentro casual, en el que él (Joan Miquel Oliver casi a modo de sample como en las superproducciones americanas, un actor mucho más atractivo en el vídeo) no deja de mostrarse conquistador, esquivo, sexy, subido en un “avión de papel” que, tras golpearte varias veces en toda la cara, 4 veces para ser exactos, no para de volar, libre, inasible, entre Burundi, Marruecos, Norteamérica, largo etcétera. “Siempre serás, o no serás, serás mi estrella”, vacila él, indeciso. “Creo que te deseo desde que te vi”, sigue siendo el lema de ella”.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar