Share |

Biografía

Se forman el verano de 2005 en Austin (Texas) a partir de un boletín de Myspace publicado por Veronica Ortuño, en el que buscaba gente para formar un grupo de chicas al estilo de los grupos americanos de los años sesenta. ¿El resultado?, cuatro personas de orígenes musicales muy diferentes; Erin Budd y Veronica formaban parte de una banda de rock’n roll que buscaba los pasos de BIKINI KILL, llamada FINALLY PUNK. Chris Lyons editaba discos (y aún lo hace hoy en día) en K Records, Kill Rock Stars y Lookout! bajo el reconocido alias de Gene Defcon, y al mismo tiempo, se dedica a la banda de electro-punk THE PRIMA DONNAS y a los curiosos THE OLD-TIMERZ, grupo en el que también toca otro de los seleccionados, Chef. Éste, además, emplea parte de su tiempo en una banda de musica para niños que se dedica a actuar en pequeñas bibliotecas, THE TELEPHONE COMPANY. En principio, todos se reúnen con la intención de ofrecer una respuesta a una escena uniforme, la de Austin, donde predominan bandas de dance e indie rock.

Tras el primer ensayo, ven la necesidad de buscar refuerzos, por lo que posteriormente se unen Jennifer Moore (que participó con su deliciosa voz en casi todas las grabaciones de VOXTROT, y ocasionalmente en alguno de sus directos) y Stephanie Chan (que también formaba parte de FINALLY PUNK junto a Erin y Veronica).

Comienzan a tocar por Austin con un repertorio principalmente basado en versiones de THE RONETTES (“The Best Part of Breaking Up” y “Remember” nunca faltaban en sus directos), THE SUPREMES o THE COOKIES, entre otras. El público de Austin, poco acostumbrado a este sonido, queda prendado de ellos. Periódicos como The Austin Chronicle o The Daily Texan se hacen eco de su música, en la que destacan su sentido del humor, sus ganas de divertirse, sus uniformes sixties y sus fantásticas melodías.

      

 

2006

Mientras FINALLY PUNK reciben elogios de gente como Tobi Vail (bateria de BIKINI KILL) y  Karen O de YEAH YEAH YEAHS, THE CARROTS comienzan a tener reconocimiento a nivel nacional tras su actuación el 15 de marzo en el prestigioso festival South by Southwest (SXSW) de Austin, compartiendo cartel con nombres tan diversos como Beth Orton, Kris Kristofferson, WHY?, Jose Gonzalez, OF MONTREAL, Mary Lou Lord y muchos mas. Dicha actuación cala en una banda inglesa, BOY KILLS BOY, que ayudan a que la música de la banda de Austin traspase océanos, les cultivan una interesante base de fans al otro lado del charco. Por aquel entonces, en vez de sus nombres, utilizan como pseudónimos Prude, Rude, Tude, Crude, Nude y Lewd. Y es que divertirse siempre ha sido uno de los objetivos principales del grupo.

En verano editan su primera demo online que se distribuye de forma gratuita a través de su pagina en Myspace, grabaciones realizadas en pequeños estudios caseros que incluyen primeras versiones de “Secret since’99”, “Jimmy don’t cry” o “Beverly”; La música de THE CARROTS llega a los oídos de Elefant Records que acabará fichándolos a finales de año.


2007

Despues de varios conciertos y su segunda participación en marzo en el Festival South by Southwest (SXSW), en abril comienza, por fin, la grabación de las ocho canciones que formaran parte de sus dos primeros singles. Eric Wofford será el encargado de producir en Cacophony Studios las deliciosas canciones del grupo, un estudio de grabación muy particular situado al este de Austin a las orillas del río Colorado, donde ha grabado gente como Bill Callahan, THE EARLY TAPES, EXPLOSIONS IN THE SKY, FRIENDS OF DEAN MARTINEZ, MY MORNING JACKET, OKKERVIL RIVER, SHEARWATER o VOXTROT. Durante los meses de abril y mayo se realizara una primera parte de la grabación que deberán interrumpir debido a la apretada agenda de los componentes de THE CARROTS y a los conciertos y giras ya programados de sus grupos paralelos.

El 9 de junio telonean a Calvin Johnson (BEAT HAPPENING, DUB NARCOTIC SOUND SYSTEM, THE HALO BENDERS, K Records) en la sala Emo, de Austin.

Shelley McKann y Lace Durant entran en el grupo como refuerzo.

En noviembre retoman la grabación detenida antes del verano en los estudios Cacophony y a finales de diciembre Eric Wofford ya tiene mezcladas y listas las ocho canciones. 

2008

El 12 de marzo vuelven a tocar en el Festival South by Southwest (SXSW), junto a grupos como THE LEMONHEADS, SATURDAY LOOKS GOOD TO ME, THE KILLS, Paul Kelly y muchos más.

Durante los meses de mayo y junio se recorren Estados Unidos en una gira de más de cuarenta conciertos, que les lleva de costa a costa del país norteamericano para presentar en directo las canciones de su single de debut “Doing our part” publicado a finales de mayo. Un single de vinilo en edición limitada de 1000 copias con cuatro espléndidas canciones;  “Doing our part” y “Jimmy don’t cry” en la cara A y “Secret since’99” y “Ladies of givens” en la cara B.
 
Se edita el primer número de la revista oficial del club de fans de THE CARROTS, disponible para los seguidores del grupo en los conciertos de la gira.

A finales de junio ve la luz su  segundo single; “Beverly”, al igual que su single de debut el formato es un apetitoso single de vinilo en edición limitada con cuatro canciones; “Beverly” y “Kissing and Telling” en la cara A y “I tried to call you” y “Gloria” en la cara B. Ambos singles también están disponibles a traves de iTunes y otras tiendas digitales.

 

2013

Nos dejaron con las ganas de muchas más canciones hace cinco años, con aquellos incréibles y divertidísimos singles, “Doing Our Part” y “Beverly” (recopilados en CD para una edición exclusiva en Japón). Desde entonces poco hemos sabido de THE CARROTS, ocupados en los innumerables proyectos paralelos que llevan entre manos. Pero, de repente, por fin ya han podido terminarlo y aquí nos llega su primer larga duración, “New Romance”, con el que el sexteto de Austin vuelve a demostrarnos su particular forma de entender las “girl groups” a base de grandes canciones y maravillosos arreglos.

Por fin con una formación asentada formada por Jason 'Chef' Pittman,Veronica Ortuno, Chris Lyons,Jason Pearson,Shelley McKann y Rose Russo, llega un disco lleno de frescura, con la versátil voz de Veronica Ortuno, capaz de llevar las canciones desde la dulzura de Dianna Ross, a la fuerza de Dionne Warwick. Estos años no han sido en vano, han aumentado su eco en Estados Unidos, apareciendo en diversos medios, girando por todo el país, actuado en algunas de las salas más prestigiosas de su ciudad, como “Continental Club” y “Antone's” y en el festival South by Southwest (SXSW), han teloneado a Calvin Johnson (BEAT HAPPENING, K Records) y sobre todo han estado preparando una colección de canciones prácticamente perfectas, que nos recuerdan lo mucho que nos gustan THE RONNETTES, THE VELVELETTES, SHANGRI-LA’s, THE MARVELETTES o THE CRYSTALS, y que les hermana con artistas actuales como THE SCHOOL, GIGI, THE BANDANA SPLITS o THE YEARNING.

Y como prueba ese “Baby, You Don’t Know” que abre el disco y que pone las cartas encima de la mesa desde el primer momento: coros juguetones y melodías pop perfectas, eso sí, en esta ocasión buscando la eficacia de una instrumentación más ajustada y cruda, sin cuerdas ni vientos, dejando que la mayoría del peso recaiga sobre las voces. Por eso temas como “You Can't Promise” destacan por sacar a relucir un espíritu más soul, entre un Marvin Gaye primerizo y una Martha Reeves desplegando toda su elegancia. Sin urgencia, dejando que la emoción recaiga en las dulces inflexiones de Veronica y Shelley, temas como “Roping Me In” o “Sault St. Marie” nos acarician suavemente. “New Romance”, el tema que da título al disco desata el espíritu rhythm&blues, una de las grandes sorpresas del disco, con ecos de Arthur Conley y Rufus Thomas. “Crystal Lake” es absolutamente fantástica, con una letra sobre la juventud, el amor, la infidelidad, los celos... Algo que se reitera constantemente en las letras de todo el disco, pero siempre situando sus historias de amor en la década dorada, cuando la juventud empezó a revelarse y decidió que el amor, la diversión y la música era lo mas importante en su vida. “Moment In Time” tiene ese espíritu libre pero profundamente melódico de las mejores canciones pop de HERMAN DÜNE y la dulzura de BELLE AND SEBASTIAN, con esos fraseos tan abiertos pero al mismo tiempo tan tremendamente pegadizos. Y no podían faltar en el disco sus dos primeros singles, la deliciosa y contagiosa “Doing Our Part” y una versión diferente de su perfecto Himno teenager “Berverly”. El disco se cierra con una sorprendente “Baby's Unborn”, una delicia minimal, apenas guitarra, pandereta y voces, pero probablemente uno de los temas más hermosos del disco, con unas armonías celestiales, que además encierra en su letra un tremendo juego de palabras.

Un disco altamente reconfortante, que huye con habilidad de los tópicos y trampas de su estilo para erigirse con personalidad y emoción. Desde luego, ha merecido la pena la espera.


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar