Elige un año:
t

13/02/2018

Diario Avisos [Es]: Ha sido víctima de bullying severo, y con 26 años decidió reapropiarse de los más habituales insultos que le dedicaban a diario en su entorno para crear su alter ego Putochinomaricón

Share |


Ha sido víctima de bullying severo, y con 26 años decidió reapropiarse de los más habituales insultos que le dedicaban a diario en su entorno para crear su alter ego Putochinomaricón y protestar contra esta situación a través de la música

 

 

Ha sido, casi desde que recuerda, víctima de bullying severo. Con 26 añosChenta Tsai decidió reapropiarse de los más habituales insultos que le dedicaban a diario en su entorno para crear su alter ego Putochinomaricón, y protestar contra esta situación a través de la música. Con melodías y estribillos trash muy pegadizos, reinventa la protesta con canciones como ‘Tú no eres activista’ o ‘Tu vida nos da (un poco) igual’, que se han convertido ya en himnos para mucha gente que se identifica con el personaje y sus historias.

 

A través de su cuenta de Instagram, con más de 8.000 seguidores, protesta habitualmente contra  lacras como el racismo y la homofobia, y con su música intenta ayudar a otras personas que como él deciden salirse del molde, aceptarse como son y llevar la vida que quieren.

 

– ¿Recuerdas cuándo y cómo comenzaste a sentirte rechazado y acosado?
“Yo siempre he sabido que estaba out of place no solo por ser inmigrante, sino también por mi orientación sexual que, realmente, yo la descubrí desde que era pequeño.”

– ¿Cómo rompes el círculo del acoso? ¿Cuándo dices basta ya?
“Yo todavía estoy aprendiendo, la verdad. Yo salí del armario… Bueno, te vas a reír, porque dirás que cómo este puto chino con tanta pluma ha salido del armario el año pasado. Hice el proyecto Putochinomaricón el año pasado. Realmente, mi fase de deconstrucción y reapropiación, de orgullo propio, lo comencé el año pasado. O sea, súper tarde en mi vida.”

– ¿Cómo se sobrevive a una situación de acoso? ¿A qué se agarra uno para poder seguir adelante?
“La verdad es que era difícil. Claro, yo no me acepté hasta hace nada, que me dije “Chenta, si tú no te aceptas como eres vas a estar hundido en la puta mierda toda tu vida”. Aceptarse es una forma de supervivencia.”

– ¿Cómo surge ‘Putochinomaricón’, ese alter ego de Chenta Tasi?
“Ver a figuras en las redes sociales como Soy una pringada o Cindy Takahashi, que son personas que toda la mierda que les tiraban, los escupitajos que les tiraban a la cara y lo transforman en algo empoderada. Bueno yo me inspiré en esta forma de supervivencia y reclamo que soy un Putochinomaricón.”

– ¿Ha sido Putochinomaricón la solución definitiva a tu situación de acoso?
“También tengo días muy malos, en los que estoy como hundido en la mierda como diciendo, jolín, qué estoy haciendo… , Porque es que al final, cuando te expones, lo que pasa , bueno en primer lugar habrá más aliades que se sientan identificades con tu mensaje, pero a la vez habrá más enemigues que te ven y dicen “mira este chino qué gracioso, vamos a meternos con él.”

– ¿Cómo crees que ayuda Putochinomaricón a otras personas en tu misma situación? 
“Yo creo que aquellos freaks y perdedores de la clase pueden llegar a decir algo, a tener una plataforma y entretenemos justo a les bullies que se metían con ellos, por eso.”

 

– ¿Hay Putochinomaricón para rato?
“Porque yo sé que no me queda otra. Es una forma de supervivencia, y de orgullo: de orgullo migrante y de orgullo marica”

– ¿La gente te contacta a través de tu personaje? ¿Recibes muchos mensajes?
“Sí, muchos, y me encanta. Lo más bonito del proyecto, aparte de compartir mi arte, es conocer a gente que ha pasado o pasa lo mismo que tú y me parece maravilloso. Compartimos historias, porque todo tiene un hilo conductor parecido. Todes hemos pasado esa opresión y me empodera mucho hablar con todes porque asegura más lo que hago y no me siento solo.”

 

– En tu tema ‘Tú no eres activista’ criticas el activismo de redes sociales porque parece desmovilizar el físico…
“En parte sí y en parte no. No en el sentido de que hay Yo voy a las manifestaciones que pueda, formo parte de la organización del 12N, un movimiento antirracista o, por ejemplo, a todes las manifestaciones feministas estoy ahí también, como hombre feminista, es decir, aliade del feminismo. Pero es cierto que hay gente que tienen discapacidades y que no pueden acceder a este tipo de espacio, a manifestaciones por equis cuestiones. Por eso no me parece mal el uso de las redes sociales en ese sentido, pero sí que siempre intento motivar a que la gente encuentre un equilibrio entre el activismo físico, entre comillas, y el activismo online. Que, de alguna forma, haya una correlación entre estos dos espectros o estos dos mundos.”

 

– ¿Qué crees que debe hacer este país, o los países europeos, para dejar atrás situaciones de discriminación hacia personas y minorías?
“Soy artista, no político, pero bueno. Esto va a sonar tan en plan Ay, la paz en el mundo o algo así, pero yo creo que lo más importante es la educación. Que se normalice que en televisión pública echen, por ejemplo, el programa de José Mota de Nochevieja en el que estaba atacando a la población asiática, a mi no me parece bien, la verdad. Al final la raíz del problema es la educación y tener respeto hacia las minorías. Y también, visibilizar. Como decía, lo que hacen Soy una pringada Samantha Hudson también, lo que hacen en las redes, es visibilizar que sí, que existen este tipo de personas, porque nunca les hemos dado una plataforma para escuchar sus experiencias y sus vivencias.”

– ¿Qué inspira a Chenta para hacer su música?
“Yo siempre he dicho que lo más importante de un artista es la autenticidad. ¿Qué es auténtico en mi vida? Yo soy una persona muy aburrida. Tu me ves todos los días viendo Netflix y no voy a mentir a la gente diciendo que estoy viajando todos los días, que tengo un montón de amigos o estoy todo el día de fiesta. MI realidad es que estoy todo el día en casa, salgo de vez en cuando con amigues y por eso me gusta mucho escribir música en los escenarios más costumbristas y rutinarios. Ahora, estoy como obsesionado con los grupos punk de mujeres, como Bikini Kill. También, las películas estadounidenses como pseudo child leaders en plan todo falso y muy chicle. Todas estas influencias ya me vienen y cuando estoy fregando los platos, por ejemplo, me imagino la típica escena a cámara lenta en un pasillo de los cuatro más populares y digo cómo es esa banda sonora mientras lavo los platos. Así es como escribo. Eso sí, tardo mucho en escribir música. Para componerlo, yo siempre digo, cuanto menos tiempo mejor: tres minutos, un minuto; las mejores canciones salen así, como si estuvieras cagando. Porque es que es fresco, no está manoseado.”


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar