Select year:
t

04/01/2018

I-D (Vice) [Es]: clase de 2018: la generación que conquistará la escena musical española

Share |


PUTOCHINOMARICÓN, 27 años, Madrid

 

 

¿Cómo empezaste a hacer música?
Aunque es cierto que siempre he hecho música —estudio música desde los ocho años y me licencié en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid a los 20—, empecé a producirla seriamente a los 25 bajo otro nombre (Twink).

Hacía música en [un] inglés de mierda a lo Pansy Division, queer punk, y vi que mi letra no era auténtica. La autenticidad es uno de los principios más importantes de un artista, y a los 26 decidí empezar desde cero y crear PUTOCHINOMARICÓN. En mi habitación, como muches otres, con una tarjeta M track audio, un micrófono AKG y el Ableton.

¿Cuál es tu proceso de trabajo? 
Escribo música donde la suelo consumir, que es en los escenarios costumbristas del día a día: fregando, cocinando, en la ducha, paseando. Creo que las mejores canciones son aquellas que se escriben en un minuto (eso sí, tardo mucho en producirlas), porque son rápidas y suenan frescas, poco manoseadas y cero pretenciosas. 

¿Cómo describirías tu estilo? 
Pop pirateado que sonaría en un bazar chino del año 3000.

¿Cuál es tu proyecto soñado? 
El proyecto lo estoy haciendo. Estoy muy agradecido y no podría imaginarme haciendo otra cosa. Eso sí; si se puede soñar, sería la sexta integrante de las Spice Girls y me llamarían "la Goth Spice". 

De la escena nacional, ¿qué nuevos artistas nos recomendarías? 
De músiques; REDARD, Las Chillers, Clara te Canta, Kaixo. De artistas plásticos y otres; Visual404, José Luis Algar y —aunque no sea una artista nueva y lleve una trayectoria larga— tengo que hacer una especial mención a Esty Quesada. Gracias por abrir y pavimentar el camino para artistas considerades "minorías" como nosotres.

¿Qué mensaje quieres compartir con el mundo a través de tus canciones? 
Quiero motivar e inspirar fuerza y orgullo a las minorías a partir de mi música y mi arte, sea desde la ironía, el cinismo, la angustia, o la felicidad —para la comunidad LGTBIQA+, migrantes, racializades, mujeres...—. Ahora nos toca a nosotres hablar, y a les mayorías escuchar.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept