07/10/2016

THE YEARNING: Publican su segundo álbum "Evening Souvenirs"

Share |


imagen foto

El proyecto de Joe Moore es una de esas propuestas que representa mucho para Elefant Records. Primero por sus canciones y sus letras, y todo lo que quiere transmitir con ellas. Pero también por lo que significa la música tal y como él la vive y la interpreta: un proyecto especial, gestado desde su propio estudio, que con unas pequeñas ayudas compone un universo personal, emocionante, propio, independiente y alejado de cualquier tipo de preceptos de la industria musical. Por eso estamos tan contentos de poder tener en nuestras manos un disco como “Evening Souvenirs”, el segundo álbum de THE YEARNING.

Este nuevo trabajo es una maravillosa sorpresa. Siguen ahí los arreglos deliciosos, ese halo romántico y la fascinante voz de Maddie Dobie en la práctica totalidad del disco. Pero mientras que en “Dreamboats & Lemonade” afrontaba el pop sixtie desde la perspectiva más jovial de los girl-groups, “Evening Souvenirs” es un disco pausado, nocturno (como su propio nombre indica), con ecos de la música lounge y la chanson, de la bossa y el pop de cámara, toques de la melancolía de Sarah y Él Records, las bandas sonoras y Burt Bacharach. Jugando con una cantidad considerable de instrumentos, y la aportación especial del coro “Cotswold Voices” en una gran parte de las canciones, nos encontramos con un disco de esos que se deben escuchar en penumbra, que pone las notas a flor de piel, erizándonos los cabellos de uno en uno. Desde la solemnidad de la entrada a piano de “Evening Souvenirs” (¿un nocturno?) pasando por ese maravilloso single de adelanto que es “When I Lost You” (que por momentos nos parece escuchar a Dionne Warwick cantar aquella delicia llamada “Don't Go Breaking My Heart”), hasta el guateque auspiciado por Stan Getz en “Don't Know What I'm Doing” y que inmediatamente se sumerge en la saudade de “Fall In Love With Me”. Rompiéndonos el corazón con “When You Look At Her”, tristeza pura. Y el soul oscuro de “Nightingale”, esta vez con la voz de Joe, que nos recuerda a Nancy Sinatra yLee Hazlewood.

 



“Ava” abre la cara B del disco con una fuerte dosis de tristeza y melancolía. En “The Moment Your Heart Would Say Goodbye” parece que Dusty Springfield llora como no ha hecho nunca. “You Stopped The World” es dulce y plácida, como cuando llega un primer amor. “Not That Type Of Girl” junta a Françoise Hardy y Jane Birkin bajo la batuta de Burt Bacharach, con esos arreglos imposibles que recrean historias alucinantes en nuestra cabeza, en la escueta concisión de sus dos minutos de duración. Y cerrando con toda la épica de “Fools Fall In Love” y la emotividad del piano de “Sometimes”, que suena a clásico inolvidable.

Hacia tiempo que no escuchábamos un disco que hiciera de la tristeza algo tan hermoso. Parece que últimamente, o era un tema tabú, o debía tratarse con crudeza y tremendismo. Pero THE YEARNING nos han hecho volver a creer. Creer en esos discos que dicen que no se venden, que no están de moda, pero que en el fondo necesitamos. En esas canciones que han hecho de la música ese ingrediente tan necesario en la vida de los que la amamos. En esas melodías que te acompañan en momentos en los que parece que todo te da la espalda. Un regalo nocturno, a la luz de la luna.

 

 

 




 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar