Elige un año:
t

29/06/2017

Fantastic Plastic Mag [Es]: “Abducida Por Formar Una Pareja” [Reseña]

Share |


¿Podemos empezar a hablar de música que se escucha como si leyeras el timeline de Twitter de alguien que te mola mucho, mucho, mucho? Algo así es este mini-LP de Tronco.

 

ABDUCIDA POR FORMAR UNA PAREJA / Tronco. ¿Por qué seguimos a toda esa gente que seguimos en Twitter? Bueno, que sigues tú, porque yo con Twitter no me aclaro y al final, por muchas veces que lo pruebe, a los dos días me olvido… Hasta nunki. Un besi. Pero no nos vayamos del tema, venga, que esto es importante: ¿por qué sigues a toda esa gente que sigues en Twitter? No mientras: no es porque sean personas informativas ni que te enseñen absolutamente nada. Les sigues, básicamente, porque tienen una elocuencia especial a la hora de hablar de cosas cotidianas que, expresadas por otra gente, te interesarían menos que cero. Pueden contarte que se están cortando las uñas de los pies, y te interesa. Te interesa big time.

Algo así ocurre con Tronco, con quienes la referencia de Twitter viene que ni pintada no solo porque sean una de esas bandas que las canciones las quieren como las faldas en verano: cuanto más cortas, mejor. Si hubiera un equivalente a los 140 caracteres repletos de elocuencia de esta red social, serían las canciones de los hermanos Conxita y Fermí Herrero: en cualquiera de sus temas de escasos dos minutos caben historias más grandes que las que te explican en siete horas al día de “Sálvame“. Llámalo juventud, llámalo frescor, llámalo candor, llámalo como te dé la gana, porque yo a partir de ahora lo llamo Tronco.

Sobre todo porque el dúo acaba de lanzar un mini-LP que, bajo el título de “Abducida Por Formar Una Pareja” (Elefant, 2017), ha conseguido lo que hacía mucho tiempo que alguien no conseguía: obligarme a recordar qué se siente cuando tienes 20 años. Porque, mira, no es lo mismo leer un libro en el que un viejo habla de la juventud (siempre magnificada, eternamente idealizada) o escuchar un disco en el que, más que una virtud, la juventud de la banda resulta ser un desastre de premuras y escozores. Pocas son las voces jóvenes que, leídas o escuchadas desde una edad más avanzada (joder, qué viejuno suena esto, que anciano me siento), no solo resulten coherentes, sino fascinantes.

La voz de Tronco en “Abducida Por Formar Una Pareja” es coherente, fascinante, joven, fresca, candorosa y costumbrista. Puede parecer que su jugada es sencilla: estructuras musicales optimistas de producción sencilla (pero profundamente efectiva) que casa a la perfección con la voz y las letras de una Conxita que, mira, Lena Dunham, payasa, si tiene que haber una voz de su generación, que sea la de Conxita, por favor, no la tuya. Herrero puede hablar de que no quiere novios porque está hasta el coño de esta manía de la sociedad actual por emparejarse, de que la vida de pluriempleada se le hace una montaña, de que vio a alguien por la calle que creía que eras tú y casi le pide matrimonio… Puede hablarte de lo que le dé la gana, que te tiene ahí, en la palmita de su mano, babeando infinito y pidiendo más.

Y esto es tan solo un mini-LP. Chiquis, os digo una cosa: cuando a Tronco les dé por marcarse un álbum propiamente dicho, que el pop español tiemble, porque se los van a comer a todos con patatas. Por ahora, sigamos disfrutando con su música-tuit, porque lo de “Abducida Por Formar Una Pareja” tiene telita para cortar durante mucho, mucho, mucho tiempo.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar