Elige un año:
t

16/05/2018

Je Ne Sais Pop [Es]: "Feels" [Crítica]

Share |


Rush Week / Feels

 

Por  

 

Rush Week, el dúo formado en Filadelfia por la cantante Rachel K. Haines y el productor James Benjamin Thomas, fichado por el madrileño sello Elefant (La Casa Azul, La Bien Querida, Single), no tiene -al menos que se sepa- una historia tan “cool” como la de Tennis y su ya famosa escapada en un barco del amor. Pero su cometido es bastante parecido: traer a las sonoridades de hoy la música de otra época, el nu disco, el R&B y el pop comercial de finales de los 70 y principios de los 80.

 

‘Under the Gun’ suena a los Fleetwood Macde ‘Dreams’. ‘Barcelona’, introducida por Elefant oficialmente como “una imaginaria fiesta de celebración de los Juegos Olímpicos del 92”, “una noche de verano que no queremos que termine en la que todos nos amamos, nos divertimos y bailamos encandilados por los primeros rayos del alba”, parece contener un guiño a Donna Summer. ‘Crush’ nos recuerda a la Madonna de ‘Holiday’. ‘Last Dance’ es un disco como los que Daft Punk han copiado de aquella época. Y la balada final ‘Better Off’ busca el ambiente minimalista y desnudo de canciones como ‘I’m Calling You’ de la banda sonora de ‘Bagdad Café’.

Sin embargo, Rush Week no se ciñen a la nostalgia y parece una prioridad que sus canciones, que suelen hablarnos de encontrar el amor (‘Crush’) o perderlo entre ataques de celos (el significativo single ‘Feelings’), suenen tan actuales como los álbumes de Lorde, Delorean o Phoenix, que son algunos de los nombres que nos pueden venir a la cabeza escuchando estas 10 composiciones de 3 minutos o, como mucho, 3 minutos y medio. En ningún momento nos parece estar escuchando un disco grabado en 1982 por Roxy Music o Talk Talk, dos de sus referentes cultos.

Rachel K. Haines, que tiene una de esas voces dulces y suaves que nuestros oídos agradecen oír entre ataques de gritos, histrionismo y “loudness war”, no consigue tampoco el encanto de una Sarah Cracknell o una Nina Persson, y ‘Feels’, por ello, está a punto a veces de pasarse de inocuo. No obstante, el juego con el hip-hop actual y casi los ritmos “trap” de la sucia ‘Young’ en contraste con el mencionado disco de ‘Last Dance’ y la balada ‘Better Off’ acuden al rescate de esa segunda mitad, para terminar de introducirnos este disco variado pero coherente que es ya una de las reivindicables curiosidades editadas por el sello madrileño.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar