Elige un año:
t

23/11/2017

Confesiones Tirado En La Pista De baile [Es]: [La Casa Azul] Guille Milkyway, el ángel salvador del pop

Share |


 

Amigos. Amigas con bebés dentro de ellas. Chicos guapos con los que echar miradas. Temazos. Visuales para viajar a nuestro interior. Hits por descubrir. ¿Alguien me puede presentar al del trombón?. Bailar dándolo todo. Segundo día de La Casa Azultras el concierto del viernes, con llenazo absoluto en el Ochoymedio madrileño, así Guille Milkyway se convirtió en el ángel salvador del pop.


  Lo bueno de ir dos días a ver el mismo concierto es que puedes disfrutar de algunas cosas más y darte cuenta de algunos matices. Desde esa introducción en la que nos está metiendo en lo que será el futuro disco de La Gran Esfera hasta el final "íntimo" a piano de Como un Fan en más de dos horas de concierto tan lleno de temazos que hace complicado.     Así si uno se fija en la evolución, que se puede observar en los conciertos, comenzando con El Sonido Efervescente de La Casa Azul donde hay un toque más inocente, la vergüenza de los primeros amores, las dudas y las primeras decepciones. Así en los conciertos se enlazan Hoy me has dicho hola por primera vez y Me gustas para más adelante entregarnos a la pista de baile con Cerca de Shibuya que se convierte en un "Que te den y no vuelvas más". Y como extra en el concierto del sábado tocó en un mano a mano con Paco Tamarit el Bonus Track de este disco.    

 

Para el segundo disco, ya dejaba claro que las cosas no son sencillas. Tan Simple como el amor es un irónico título para un álbum donde vuelve a hablar del amor... pero ya da un paso más allá en algunas de sus canciones. Así sonaron Superguay, que no pierde la frescura que tenía en su lanzamiento y donde hay más mala leche acumulada que contaminación tenemos en Madrid; Siempre brilla el sol, con ese homenaje surfero al verano y a esos meses de felicidad para la mayoría; C'est fini, que habla del fin de la monarquía y el comienzo de la república como ha confesado más de una vez, aunque también se puede interpretar de mil maneras más, denotando ya una ampliación de las temáticas; y Como un fan es un "Te odio y quieres que te diga que va todo genial para que te haga sentir mejor, subnormal de mierda" con la que cierra el concierto al piano.    

 

Después pasamos al tercer disco que supone una liberación, como cuando terminas una terapia psicológica y ya sabes por donde van los tiros de tus problemas: Así es La Revolución Sexual que se convierte en si mismo en una propia terapia musical que va más allá de la canción que da nombre al disco y que en este directo que lleva ahora ha conseguido hacer la mejor versión de ella porque tiene tal EXPLOSIÓN que simplemente es tener mil sensaciones en el interior. El momento más feliz nos ayuda a regodearnos con esos momentos tan bonitos que hay, esos pequeños detalles de pareja; pero otro de los grandes instantes de explosión bailable lo vivimos con No más Myolastán que se ha convertido en otro clásico del repertorio y que sigue siendo un puto hit; y la canción que habla a las claras de como la música nos salva la vida. Esta noche sólo cantan para mí y recuperando, in extremis y a piano, Triple Salto Mortal, favorita para muchos seguidores.    

 

Entre medias nos encontramos con la banda sonora de Yo también, el tema que le hizo conseguir el Goya a mejor canción en el 2010, otro impulso para que el grupo fuera conocido tras su aparición en la preselección de Eurovision 2008.    

 

Tras esta inyección de optimismo, que ya había aumentado el tempo de las canciones, llegamos a La Polinesia Meridional que bajo este título y portada donde encontramos bastante paz... se convierte en un disco donde el mensaje, al menos por lo que siempre he interpretado, es el de: bailemos, follemos, disfrutemos porque el fin del mundo está aquí al lado y no sabemos cuando este Planeta se va a ir a la mierda. Lo cantaban Capitán Sunrise en Confesiones de un tarado emocional "Psicoanalismo y hedonismo natural" y esto queda claro en la festiva Los chicos hoy saltarán a la pista, sobre entregarse aún a riesgo de derrumbarse todo encima de nosotros; ¿Qué se siente al ser joven? donde se reflexiona sobre esas personas que todavía están en una edad llena de descubrimientos y tienen todo por llegar; La Fiesta Universal, donde ya no juega con la pantalla como en la gira anterior, donde nos deja claro la reivindicación por ciertos aspectos de nuestra vida; Sucumbir, o cuando decides dejarte, perderte, rendirte... una mala noche, un mal amanecer un mal momento en el que uno opta por dejarlo; Colisión Inminente (Red Lights, Red Lights), era una de las más coreadas para que regresara junto con Terry, Peter y yo, ambas cayeron. La primera es una explosión pero de ansiedad, cuando de repente empiezas a caerte por medio de un click, mientras que Terry... es el reflejo de una sociedad que nos incita a que el éxito es el aplauso, el reconocimiento de los demás, y, justamente, la crucifixión por parte del resto es nuestra realidad, lo cual no es cierto pero parece que tenemos interiorizado. La Vida Tranquila es el único dueto de La Casa Azul en sus discos oficiales y lo hace Guille con Silvia, del grupo Niza y su mujer y madre de sus hijos. Silvía aparece en conexión virtual en el videowall para cantarle las cuarenta, casi como ese enfrentamiento interno externalizado y en uno de los momentos que las lágrimas no pueden evitarse.      

 

Y llegamos a La Gran Esfera, el próximo disco, del que podemos saber bastante en la introducción del concierto donde se habla que esa esfera es nuestro lugar seguro, donde estamos protegidos, donde muy pocos elegidos entran... ¿Y a quién se abre esa esfera? ¿Realmente no se acaba convirtiendo en un aislamiento? ¿Dónde está el límite?. Tras el single Podría ser peor, que deja claro que las cosas podrían ser mucho peor y es un consuelo que no sea así, ha confirmado que el siguiente single que verá la luz será  El Momento que es una de sus canciones favoritas y que tras verla dos veces en directo apunta a ser un trayazo con un punto diferente al resto de repertorio de La Casa Azul con un sonido a modo de medio tiempo bailable que tiene elementos del pop chileno a lo Javiera Mena. A estas hay que añadir Hasta perder el controlEl Colapso Gravitacional; atentos también a otro himno que va a ser Todo vuela y  tenemos un medio tiempo ochentero llamadoen el cual casi existe una fusión entre Javiera Mena y Kylie Minogue con la personalidad de Guille Milkyway, ¡Un todo en uno!.    

 

Yo le llamaba el Dios del pop pero después de ver el momento ángel que tiene cuando canta Nunca nadie pudo volar, uno de los nuevos temas que ya apunta a que vamos a memorizar en tres escuchas, y de repente se le ve con unas alas que aparecen en las pantallas, con esos visuales cortesía de Lluís Domingo que se ha convertido en un combo perfecto con Guille y del que ha hecho ese trabajo en la gira de La Revolución SexualLa Polinesia Meridional y en esta de La Gran Esfera, he descubierto que en realidad se ha convertido en un salvador del pop. Lo sigo pensando que lo que ha hecho Guille por el pop en este país deberá de aparecer en los libros de la música... o en los E-books: La combinación perfecta entre canciones mucho más profundas que las de buena parte de la industria que acompañan con una producción impecable.    

 

La gira de La Gran Esfera puede que se convierta en una gira eterna a lo Love of Lesbian, entre los conciertos prevíos al lanzamiento del disco y a la espera de éste, pero realmente a nivel conjunto es la mejor de todas. El aprendizaje. Ahora los visuales, la banda en directo, la selección de canciones y el tiempo de concierto, encaja. Que nos quedamos con ganas de más canciones, sí, que se les ha pasado por la cabeza hacer un concierto con todas esas canciones que nunca toca en directo, también.    

 

Larga vida a La Casa Azul para seguir disfrutando con los amigos, con los chicos guapos con los que echarse miradas, con los hits para cantar, el espacio para poder bailar cual clase de aerobic, las risas con las pequeñas conversaciones, los encuentros casuales con amigos, las desvirtualizaciones por azar, los gracias por ese disco de Ellos de versiones (Maxi!, que vuelve a estar muy activo en su blog Las Zapatillas de Maxi y hablaba hace unos días sobre el décimo aniversario de La Revolución Sexual), conocer a Gorka Olmo (que un día ilustrará mi vida) o ver a Dorama, que apuntan al hit del año, y que me regalaran su disco firmado y todo


 


 

 

 

 

 

 

 

 

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Aceptar