Select year:
t

15/12/2017

ABC [Es]: Presentación "Fuego" [Entrevista]

Share |


La Bien Querida: «Siempre pienso que lo hago fatal y soy la peor. Soy muy insegura»

La compositora vasca presenta con «sold out» en la capital su nuevo álbum, llamado «Fuego»

 

Cuando a La Bien Querida le preguntan si sus letras no le suponen consecuencias parejiles, dice que se corta un poco porque si no habría «muertos». Entonces, ¿hablamos de que posee, lo que se dice, visión global en una relación? Asiente entre risas. La vasca canta canciones de amor. Y de amor tóxico. Y desesperado. Y «destroyer». También de desamor. Hermosas y tarareables. Parece pegarle más La Malquerida o La Poco Querida, aunque nos cuenta que, a veces, es ella la que está en el lado suave del infierno que entona. ¿Y la extraordinaria ironía de cantar sobre el amor insano llamándose La Bien Querida, qué? Sus letras golpean duro como encontrarte al jefe que odias en la cama con tu pareja e hijos, pues Ana Fernández-Villaverde cree que hay que exagerar y jugar fuerte para agarrar al oyente, siempre en busca de una frase especial por tema como mínimo. La han descrito como neotonadillera.

Siendo treintañera se compró una guitarra «para pasar el invierno, la ansiedad, el quién soy y adónde voy... Yo qué sé, para el alma, para aprender algo guay. Me bajé los acordes de internet». Y un día Jota, el de Los Planetas, que era amigo suyo, le dijo que se le daba bien y la animó a componer. Cuando tuvo tres canciones, se las enseñó. Y le encantaron. También se las enseñó a Antonio Luque, alias Sr. Chinarro, y más de los mismo. Eso sería hace casi diez años. Y esta noche hace «sold out» en el Ocho y Medio madrileño. «Yo lo veía como un entretenimiento absoluto. Hice la maqueta y gustó. Me fichó un sello, saqué un disco y gustó. Los grupos indies son todos mayores, gente madurita... A los veinteañeros les gusta el rap, el trap y el reguetón». ¿Y a ti? «También». ¿Sería profesora de OT como Guille Milkyway? «Depende. Pero no actuaría, no tengo tanta seguridad. Ellos cantan bien, yo no. Profesora igual...», responde.

Muy insegura

Da la sensación que La Bien Querida padece, al igual que Natalie Portman, del «síndrome de la impostora», ese por el que atribuye su brillante carrera a la suerte o a un milagro a pesar de que sus discos no fallan nunca entre lo mejor del año para la crítica. «Siempre pienso que lo hago fatal y soy lo peor. Estoy en el concierto y aunque se hayan comprado la entrada para verme a mí pienso: ¿Les estaré defraudando? Qué pena, qué pena me doy...». ¿Pero no hay algún momento en el que se crezca? «No, soy superinsegura». El último, este «Fuego» lanzado en octubre, también estará entre lo mejor del año. Es el más variado musicalmente de su discografía. Tecnopop, flamenco, cumbia, folk... gracias, por supuesto también, al arreglista David Rodríguez (Beef, La estrella de David). New Order, Los Planetas, Franco Battiato, Battisti, Stromae, Lana del Rey y Manuel Alejandro son algunos de los nombres que deja caer la artista en esta conversación, sobre este nuevo álbum con el que aspira a dejar un poso más luminoso que con los anteriores. «Lo he intentado, me he esforzado por hacer un disco reconciliador. Hay pasajes oscuros como “Peor que las demás” o “La pieza que me falta”, que es más sufridilla... Mi naturaleza, y creo que la de la mayoría, es verlo todo mal y negativo. Porque en el colegio no nos enseñan a pensar. Nos enseñan a estudiar pero no a pensar, a saber dirigir el pensamiento. Es importante, y he intentado hacer ese trabajo y no pensar en lo peor». ¿Ese autoenfocarse hacia la positividad no es de veterana? «Pero si tampoco soy así, si yo estoy preparada para lo peor esperando siempre lo mejor. Así soy yo, preparada para lo peor. Lo he intentado así porque si no te mueres del asco».

Y volvemos nuevamente a Jota y a Los Planetas, a los que la autora de «Ojalá estuvieras muerto» se asemeja por la crudeza de sus letras, que incluso, en términos de «punch», lleva más allá. ¿Es un estilo buscado o le sale escribir así con tanta intensidad? «Buscado total. Me parece que es la forma válida, porque muchas veces me salen cosas más metafóricas, que a otros les va fenomenal con ellas, pero yo cuando hago una canción así pienso que es mala. Lo veo más patatero y universitario. Lo que es difícil es hacer canciones como Manuel Alejandro, eso es muy complicado. Hacer canciones sencillas, que no te chirríen y que las entienda todo el mundo. Que no te pases de cursi ni de lo otro». Por otro lado, no olvidamos que la cantautora también es pintora especializada en murales: «Soy una tía echada pa’lante. Me vine a Madrid a pintar, me dediqué a ello. Si digo que voy a hacer una cosa, la hago. Para mí, tengo éxito. El éxito es poder mantenerte, tener un público fiel».

¿Por qué siempre escribe sobre el amor? «He intentado hacer canciones sobre temas sociales... pero hay gente que lo hace mejor y esto lo que mejor se me da. El amor es el sentimiento más poético y poderoso, y todos nos hemos enamorado. Creo que hago una labor social también porque mis canciones hablan de sentimientos, y es importante para que la gente piense y recapacite sobre ellos». ¿Te has sentido ultrajada o maltratada en alguna relación? «Sí, hombre. Creo que todos». ¿Y al revés, tú has sido la mala? «Seguramente, claro... ¡Sin querer! Cuando no te quieren como tú quieres o no quieres como quieren que tú quieras, la otra persona se siente mal. Pero siempre fue sin querer. Hay muchas canciones que son de fantasías o deseos, que luego se hacen realidad. Porque las canciones son así, microhechizos».


 


 

 

 

 

 

 

 

 

This website uses owner and from others cookies to improve ours services

If you continue visiting the site, we think you accept the use of them.
You can get more information into Cookies Policy.

Accept